El grupo parlamentario socialista ha criticado que "el PP ha convertido al Parlament en una oficina del Govern, donde sólo se tratan los temas que les interesan a ellos" y desde MÉS han censurado que no vaya haber control al Ejecutivo hasta septiembre, después de que los 'populares' hayan rechazado las dos peticiones de comparecencia, hechas por la oposición al presidente José Ramón Bauzá.

La portavoz del PP en el Parlament, Mabel Cabrer, ha explicado tras la Junta de Portavoces de este miércoles que su formación ha rechazado que Bauzá comparezca por la investigación de altos cargos en 2010 porque es un tema del que el líder autonómico no tenía conocimiento, del que ya se han dado las explicaciones necesarias y se realizó desde la legalidad.

Respecto a la petición de comparecencia sobre financiación, Cabrer ha señalado que la posición del Govern "es clara", ya que en el último Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), Bauzá "abanderó la petición acerca de la necesidad de una reforma en el modelo de financiación".

Así, en la Junta de Portavoces que ha tenido lugar este miércoles se ha aprobado la celebración de un pleno extraordinario para el próximo 2 de julio, donde se llevarán los decretos Ley de turismo, el que atañe a la red hospitalaria y el de movilidad interadministrativa, así como la celebración, para el mismo día de una diputación permanente sobre la ley antidesahucios y las preferentes, que ha propuesto el PSIB.

CABRER:

"el parlament no es una sucursal del govern"

En respuesta a Thomàs, Cabrer ha aseverado que el PP no ha convertido al Parlament en una "sucursal del Govern" y ha incidido en que en la Junta de este miércoles se ha aprobado la propuesta socialista acerca de celebrar una diputación permanente para que se establezca la posibilidad de llevar a cabo un pleno extraordinario para debatir sus iniciativas.

Tanto el portavoz de MÉS, Biel Barceló, como el portavoz adjunto del PSIB, Vicenç Thomàs, han mostrado su rechazo a lo que consideran un "abuso" por parte del Govern de la figura del Decreto Ley.

THOMÀS:

"es una figura legislativa excepcional"

Así, Barceló ha asegurado que "no está justificado" y Thomàs ha afirmado que desde el PSIB no han apoyado la validación de estos tres decretos Ley porque es una "figura legislativa excepcional", para situaciones de "urgencia justificada".

"Llevamos más de 20 decretos Ley aprobados por este Govern, esto es una manera para no permitir el debate parlamentario y no permitir una negociación y anular la posibilidad de negociación con los sindicatos y la presentación de enmiendas", ha añadido Thomás a este respecto.

Según ha zanjado el portavoz adjunto de los socialistas, "ninguno de estos tres decretos tienen una situación de urgencia excepcional, tal como dice el Estatut d'Autonomia y por eso no le damos apoyo".