Representantes de la empresa Südkabel y miembros del comité de empresa de B3 Cable de Maliaño iniciarán la próxima semana las negociaciones laborales dentro del proceso de adjudicación de la planta camarguesa a la firma alemana, que pertenece al grupo industrial Wilms.

Estas reuniones comenzarán después de que la germana haya confirmado que "sigue adelante" con la compra de B3, en concurso de acreedores, confirmación que se ha producido a raíz de que los administradores enviaran una comunicación al propietario del grupo para darle un ultimátum e instarle a que tomara una decisión tres meses después de la preadjudicación.

Los administradores concursales se han reunido este miércoles con el comité para trasladarles la respuesta de Südkabel y que, por tanto, se continúa con el proceso de adjudicación, según han informado ambas partes a Europa Press.

En declaraciones a esta agencia, fuentes de la administración concursal han indicado que la próxima semana representantes de la empresa alemana se reunirán con los representantes de los trabajadores, una vez que los aspectos abordados con los administradores están "bastante más avanzados y más claros para todos".

Así, aunque aún quedan "flecos" pendientes, estos no son "excesivamente importantes", de modo que "no van a ser un problema" en el proceso de compra-venta, "proceso que va, que es lo importante", han recalcado.

Con todo ello, y aunque no se ha marcado un calendario o una fecha tope, los administradores abogan por "agilizar" y "acelerar" el proceso, para que culmine "lo antes posible", pues el tiempo, como han reiterado, "juega en contra" del propio concurso y de la fábrica.

"cuanto antes"

En este sentido, el presidente del comité de empresa, Miguel Ángel Muñiz, ha apostado por iniciar "cuanto antes" las negociaciones, de modo que el lunes o el martes "sería un buen día" para comenzarlas.

En los encuentros, que se desarrollarán en la fábrica de Maliaño, los representantes de los trabajadores priorizarán el empleo, asunto en el que, de momento, "lo único seguro" que hay es los cien puestos de trabajo comprometidos por Südkabel en su oferta de compra.

Muñiz, que ha valorado el interés mostrado por la alemana tras el ultimatum dado, ha reconocido no obstante que en la negociación puede "pasar de todo", desde "seguir" adelante con la compra-venta hasta "romper" el acuerdo alcanzado hasta la fecha.

Finalmente, ha señalado que los trabajadores han vivido las últimas horas "con mucha angustia e incertidumbre", pues había una "esperanza" que podía "desaparecer". "Lo pasas mal", ha comentado, antes de recordar que los empleados de B3 Cable llevan "mucho tiempo sin trabajar y la cabeza da muchas vueltas", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.