El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido (PP), ha asegurado que intentará que "los sevillanos no paguen más" por el alquiler del edificio de Sacyr en la Plaza de la Encarnación, donde se encuentran los servicios municipales que quedarán trasladados en julio. La compañía asegura que el Ayuntamiento ha de abonar 60.000 euros mensuales, en vez de los 21.000 euros que recoge el convenio, en base a "un compromiso verbal del entonces alcalde Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE) ya que, aunque hay algo firmado, no es vinculante al no estar ratificado por el órgano competente", según detalla la concejal de Hacienda, Asunción Fley (PP).

En este sentido, cabe recordar que el Ayuntamiento plasmó en un convenio con Sacyr la cesión de este edificio municipal a la citada empresa por la construcción del Metropol Parasol. Así, una vez fechado el traspaso, el Consistorio habría de abonar unos 21.000 euros mensuales a la constructora en concepto de alquiler hasta que consumara el traslado de los servicios municipales allí existentes, un coste que la empresa marca en 60.000 euros al mes.

Tras presentar las Jornadas 'Mi ciudad inteligente', Zoido ha afirmado que los sevillanos deben ver "lo que les cuesta ese convenio", porque "si yo hubiera firmado aquello me tendría que ir". Así, recuerda que en julio será una realidad el abandono de ese edificio con el traslado de los servicios y que intentará que los sevillanos no tengan que pagar esos 60.000 euros que Sacyr reclama y que se adeudarían desde 2011.

A este respecto, Fley ha explicado que el Ayuntamiento cuenta con los 21.000 euros mensuales consignados en sus presupuestos para abonar ese alquiler, pero que Sacyr "no lo cobra, porque quiere que se abonen 60.000 euros". "Dicen que hay un acuerdo verbal en el que se decía que eran 60.000 euros, pero eso no está refrendado por el órgano competente, que sería la Junta de Gobierno", aclara.

"Es un compromiso verbal de Monteseirín, porque hay algo firmado por el alcalde socialista pero él no supone ese órgano legítimo que habría de ratificar ese cambio en el convenio. Si los compromisos verbales no son refrendados no son vinculantes", sentencia, tras explicar que si Sacyr reclamará posiblemente si no está conforme con los 21.000 euros.

Además, señala que el inmueble de la calle Fabiola, donde se reubicarán parte de los servicios, está alquilado desde abril y en él se están acometiendo actuaciones de adecuación. Recuerda que la reubicación de todos estos servicios adminsitrativos muncipales generarán un ahorro a las arcas muncipales superior al millón de euros, según detalla Fley, que añade que el cambio de espacio de 3.000 empleados públicos y la consiguiente documentación es "complicado".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.