El consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Luis Planas, ha afirmado este miércoles que durante los dos años de gestión autonómica en materia de autorizaciones y concesiones en el dominio marítimo terrestre de Andalucía —desde 2011 cuando se transfirieron las competencias desde el Gobierno central en materia de ordenación y gestión del litoral— se ha multiplicado por dos el número de chiringuitos que tienen regularizada su situación, hasta un total de 233.

En comisión parlamentaria, Planas ha señalado que "desde el principio" se ha trabajado en el desarrollo de medidas "armonizadas y consensuadas" por el sector, en estrecha colaboración con el resto de administraciones con el fin de lograr "la aplicación sostenible de la normativa en la costa andaluza y el óptimo desarrollo de unas actividades íntimamente ligadas al desarrollo turístico del litoral". Asimismo, ha hecho hincapié en el compromiso de la Consejería con el patrimonio de esta zona a través de iniciativas inspiradas en la conservación del medio natural, la seguridad jurídica y la promoción económica.

Planas, que este pasado martes mantuvo una reunión con la directiva de la Federación Andaluza de Empresarios de Playa, ha recalcado el esfuerzo que su Departamento viene realizando para revisar la situación de todas las autorizaciones y concesiones de uso en las playas para ajustarlas a la normativa. Sólo de chiringuitos, la Junta ha recibido en estos dos años 657 solicitudes de concesión de los 712 chiringuitos inventariados. Los otros 55 no han solicitado concesión a la Junta y están pendientes de resolución del Ministerio.

Hasta el momento, la Junta ha resuelto 282 solicitudes, el 42,9 por ciento de las solicitudes recibidas, de las que 233 han resultado favorables (82,6% de las resueltas). En 49 casos (17,3%) las solicitudes han sido denegadas o desistidas. De las 282 solicitudes resueltas, 104 corresponden a la Costa del Sol, la zona que acumula mayor número de instalaciones de este tipo (358, más de la mitad de las 712 inventariadas en el conjunto de Andalucía).

De las 375 solicitudes que se encuentran actualmente en tramitación, 224 están pendientes de que los promotores o los ayuntamientos solicitantes de las concesiones presenten la documentación requerida. La Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente tiene pendiente de resolver 85 solicitudes, a las que hay que unir otras 66 peticiones que fueron presentadas por un solo ayuntamiento de la Costa del Sol en bloque hace dos semanas.

Considerando además de los chiringuitos las solicitudes de todo tipo de concesiones y autorizaciones en las playas, la Junta ha resuelto en estos dos años 2.177, de los que 1.639 se corresponden con autorizaciones y 538 con concesiones. A ello hay que añadir la resolución de 164 planes de playa presentados por los ayuntamientos.

Chiringuitos andaluces

El consejero ha hecho mención a la Costa del Sol, "con una situación especialmente compleja" al contar con playas urbanas y una alta concentración de chiringuitos que en numerosos casos cuentan con autorizaciones concedidas conforme al ordenamiento jurídico anterior, "menos restrictivo que el actual". Éste es el caso de 90 establecimientos ubicados en esta zona, que suponen el 40 por ciento de los que se encuentran en tramitación, superan la superficie máxima autorizable e incumplen las distancias mínimas que actualmente deben guardar entre ellos.

"Con el ánimo de dar respuesta a estas circunstancias, hemos impulsado una estrecha colaboración con los ayuntamientos y el sector, con los cuales estamos consensuando las fórmulas posibles y jurídicamente viables para tratar de reconducir la situación", ha explicado el consejero. Una colaboración que "se está materializando en significativos avances", ya que 104 chiringuitos cuentan ya con una situación regularizada.

Planas ha hecho "un llamamiento a la colaboración activa de los consistorios, que deben presentar propuestas viables, conforme a la legalidad y de acuerdo con el procedimiento legalmente establecido" para facilitar la culminación satisfactoria de estos trámites.

"de actividad artesanal a inversión"

Por su parte, el diputado de IU Manuel Baena ha señalado la modificación de los chiringuitos, desde un trabajo artesanal hasta convertirse en una inversión a largo plazo, sin "ver la posibilidad de impedir que esto siga produciéndose".

"¿Cómo se puede impedir que se pervierta una instalación tradicional que cumple un objetivo y que además la nueva forma supone competencia desleal con establecimiento de zonas urbanas de las playas?", ha cuestionado.

Por su parte, el diputado del PSOE José Luis Sánchez Teruel ha reclamado un trabajo en una doble dirección, por un lado la adecuada conservación de un "patrimonio de extraordinario valor" y un uso sostenible de la costa con actividades económicas compatibles.

Ha alabado el "buen" trabajo de la Administración andaluza para la regularización de los chiringuitos y ha destacado el impulso del diálogo con los agentes del sector, al tiempo que ha demandado como una de las prioridades la seguridad jurídica.

Por último, la diputada del PP-A Alicia Martínez ha lamentado que la gestión durante dos años de la Junta de Andalucía en este ámbito "no haya respondido las expectativas creadas".

Tras advertir que en el año pasado "pillo el toro" cuando llegó el verano de cara a los planes de playa, ha reclamado que "deberían estar antes porque la playa es ya todo el año".

Por último, ha reclamado una mayor coordinación entre la Junta y los ayuntamientos para alcanzar soluciones negociadas "cuanto antes mejor".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.