Imagen del segundo detenido en Ipswich
Imagen del segundo detenido en Ipswich (The Sun).
La Policía del condado de Suffolk, al este de Inglaterra, acusó el jueves al británico Stephen Wright, de 48 años, del asesinato de las cinco prostitutas halladas muertas en los alrededores de la ciudad de Ipswich en las últimas semanas.

El primer detenido, Tom Stephens, será puesto en libertad bajo fianza
En una rueda de prensa, el detective Stewart Gull, a cargo de la investigación, informó también de que el otro detenido en relación al caso, identificado por la prensa como Tom Stephens , de 37 años, será puesto en libertad bajo fianza mientras continúan las investigaciones.

Wright fue detenido en la madrugada del pasado martes en su domicilio del distrito rojo de Ipswich, donde solían ejercer la prostitución las víctimas.

El otro sospechoso, un solitario empleado de supermercado que también había sido taxista y agente policial, fue detenido a las 07.20 GMT del lunes en su domicilio de Trimley Saint Martin.

Todas las mujeres, que tenían en común su adicción a las drogas, fueron halladas desnudas
Las jóvenes halladas muertas entre el 2 y el 12 de diciembre en varios puntos de las afueras de Ipswich son Gemma Adams, de 25 años; Tania Nicol, de 19; Anneli Alderton, de 24; Annette Nicholls, de 29, y Paula Clennel, de 24 años.

Todas las mujeres, que tenían en común su adicción a las drogas, fueron halladas desnudas pero no presentaban signos de violencia o agresión sexual, y tres de ellas -Nicol, Adams y Nicholls- aún llevaban sus joyas.

Los forenses han determinado que Paula Clennell murió por "una opresión en el cuello" y Anneli Alderton fue estrangulada, si bien continúan los análisis para averiguar cómo murieron Nicol, Adams y Nicholls.

La instrucción judicial de los cinco casos de asesinato empezó en los últimos días en un juzgado de Ipswich, aunque ha sido postergada hasta que concluya la investigación policial.