Refugiados
La Comisión Española de Ayuda al Refugiado lleva más de tres décadas trabajando por el derecho de asilo en España. EFE / ARCHIVO

En 2012 se formalizaron 2.580 peticiones de asilo, la cifra más baja registrada en España en los últimos 25 años, debido a las políticas de control de los flujos migratorios que están dificultando el acceso a este derecho.

Así se recoge en el último informe de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), que señala que España se coloca en el puesto 26 de los 27 países de la Unión Europea con menor número de solicitudes de asilo por habitante (55 por millón frente a 66 de la media europea), sólo por delante de Estonia.

Según el informe, presentado este miércoles en rueda de prensa en vísperas del Día Mundial del Refugiado, España e Italia son los países europeos donde más se han reducido las peticiones de asilo, debido a que, según los responsables de CEAR, han asumido el papel de "gendarmes de Europa" en el control de los flujos migratorios.

En 2012 se concedieron 220 estatutos de refugiado, lo que representa un 8,53% del total de solicitudes, y es el menor número desde que se aprobó la Ley de Asilo en 2009. Además, hubo 289 resoluciones de concesión de protección subsidiaria, 13 de razones humanitarias y 4 de reagrupación familiar.

El país del que llegaron más personas buscando asilo fue Siria (225), seguido de Nigeria (204), Argelia (202), Camerún (121), Costa de Marfil (106) y Mali (101).