Trabajadores de los astilleros privados de la Ría de Vigo están llamados este jueves a una huelga general, convocada por CC.OO., UGT, CIG, ELA y CAT (y que también se ha convocado en otros lugares de España con presencia de industria naval), para reclamar soluciones a la crisis del sector, que podría agravarse aún más ante la inminente resolución del expediente del 'tax lease' por parte de la UE.

En Vigo, se concentrarán a primera hora de la mañana en los centros de trabajo, desde donde partirán en manifestación (un grupo desde Teis y otro desde Beiramar) en dirección al centro de la ciudad. Sobre las 12.30 ó 13.00 horas está previsto que finalicen su protesta con la celebración de una asamblea frente a la delegación de la Xunta.

Con este paro pretenden demandar al Gobierno "que afronte urgentemente" la situación "crítica" del sector naval privado y que reclame la resolución del expediente del 'tax lease' de forma favorable a esta industria, es decir, defendiendo el principio de seguridad jurídica y confianza legítima para no tener que devolver las bonificaciones fiscales que se aplicaron en el período 2002-2011.

Asimismo, los sindicatos exigen que entre en vigor el nuevo sistema de bonificaciones, que contempla la amortización anticipada de determinados activos adquiridos mediante arrendamiento financiero, para favorecer "la continuidad del sector".

Las centrales piden al Ejecutivo que se tomen medidas de apoyo, como el fortalecimiento del fondo patrimonial de garantías de Pymar, fondo de reestructuración, líneas de crédito, o primas a la construcción naval. También reclaman la convocatoria "urgente" de la mesa de la industria auxiliar.

Los astilleros cuyos trabajadores están llamados a la huelga son: Factoría Naval de Marín, Metalships, Freire, Barreras, Cardama, Armón, Vulcano y Valiña (Galicia); Gondan y Armón (Asturias); Mallorca (Baleares); Astican (Canarias); Astander (Cantabria); Construcciones Navales del Norte, Murueta, Zamakona, Balenciaga y Pasaia (País Vasco).

Valoraciones políticas

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha vuelto a insistir en su llamamiento a la Xunta y al Gobierno para crear "un gran frente" de defensa del sector ante una posible resolución contraria del comisario Joaquín Almunia, que podría obligar a devolver parte de las bonificaciones aplicadas con el sistema del tax lease. "No puede haber ni un euro de devolución", ha señalado el regidor, quien recuerda que un dictamen en ese sentido agravaría aún más la crisis en esta industria.

La portavoz del BNG, Iolanda Veloso, ha calificado como "sorprendente" la actitud del alcalde, teniendo en cuenta que "su partido es responsable de la situación" en lo que respecta al expediente del tax lease.

Por su parte, José Manuel Figueroa, del PP, ha reprochado a Caballero su "caradura política", después de "haber estado tanto tiempo sin hacer nada". "La retroactividad (de la suspensión del tax lease) supondría una muerte segura del naval, y sólo habrá un responsable: el alcalde de Vigo", ha sentenciado.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.