La Federación de Personas Sordas de Castilla-La Mancha (Fesormancha) ha solicitado a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha que valore en profundidad la situación de desprotección en la que se encuentra un menor sordo de 16 años, procedente de Guinea Ecuatorial que lleva viviendo en España desde 2004, que se halla en situación de repatriación.

La asociación AIRE, que presta servicios de asesoramiento y apoyo a colectivos vulnerables en la provincia de Ciudad Real, y los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Ciudad Real, ha presentado un informe ante los servicios periféricos de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales de Ciudad Real, donde se solicita a la Junta que tutele a un menor sordo cuya situación de exclusión y vulnerabilidad es extrema, evitando su repatriación a su país de origen, ha informado la federación en nota de prensa.

En el informe, presentado el pasado 14 de junio, se requiere que el menor, que lleva viviendo en España 9 años, permanezca tutelado por la Junta mínimo un año más, para que finalice sus estudios de Educación Secundaria Obligatoria.

Esta petición a la Junta de Comunidades se realiza tras el estudio de la situación del menor en su país de origen, Guinea Ecuatorial, que "no dispone de recursos necesarios que permitan el pleno desarrollo del menor (intérpretes de lengua de signos, profesores de apoyo...), unido al ambiente conflictivo y de violencia familiar que se encontraría en su familia".

"Esta situación implicaría para el menor la imposibilidad de comunicarse y recibir información, y causarle problemas de integración y relación", ha afirmado desde la federación.

La asociación Aire y los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Ciudad Real reciben el respaldo en su petición de la Agrupación de Personas Sordas de Ciudad Real (miembro asociado de Fesormancha) y de la Asociación de Padres y Amigos del Niño Sordo de Ciudad Real, (miembro asociado de Faspas).

Consulta aquí más noticias de Albacete.