Efectivos de la Guardia Civil han detenido en Vizcaya a un hombre de 42 años, con iniciales A.E.M, como presunto autor de delitos de usurpación de estado civil, y de injurias con publicidad, al haber ofrecido servicios sexuales en nombre de dos gerentes y un directivo de la empresa para la que trabajó, ubicad en la provincia de Burgos.

El individuo detenidos supuestamente se valió de Internet, a través de un portal de anuncios, para publicar mensajes en los que supuestamente se ofrecían servicios sexuales en los que facilitaba datos personales de los perjudicados, han informado a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

Los hechos se remontan al pasado mes de febrero, cuando las tres víctimas (dos gerentes y un directivo) de una misma empresa ubicada en la provincia de Burgos, denunciaban recibir llamadas telefónicas en sus terminales móviles de personas que solicitaban servicios sexuales, en referencia a tres mensajes publicados en la sección de contactos sexuales que aparecían en un portal de Internet, que ellos nunca habían realizado ni autorizado.

El Equipo de Investigación Tecnológica (Edite) de la Unidad Orgánica de la Policial Judicial de Burgos se ha hecho cargo de las diligencias y ha comprobado que, al parecer, un desconocido había facilitado y publicado sus nombres, números de teléfono y direcciones y hacía referencia a la empresa que regentaban para que los interesados en la oferta pudieran llamar.

Utilizó wifi municipal

El primer paso, en la denominada investigación 'Yelmo', fue la retirada de los anuncios a través del administrador del portal, hecho que se realizó al instante.

Las gestiones practicadas llevaron a los agentes hasta una localidad de Vizcaya, donde el Ayuntamiento, a través de una empresa, ofrecía un servicio gratuito de wifi. Así, un individuo se valía del falso "supuesto anonimato" de este tipo de red para publicar publicado dichos anuncios.

Las pesquisas se vieron dificultadas en este punto, ya que la citada empresa sufrió problemas técnicos al perder datos de las conexiones durante el primer trimestre del presente año. No obstante, los investigadores consiguieron retomar de nuevo el rastro que este tipo de mensajes deja en Internet y consiguieron identificar y detener al autor.

El móvil pudiera ser la venganza, por el impago de unas nóminas, ya que el detenido había trabajado meses atrás para la empresa de las víctimas, han señalado las mismas fuentes, que han añadido que las diligencias instruidas han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción número 2 de Burgos.

Consulta aquí más noticias de Burgos.