El Gobierno de Cantabria tiene a "todas las consejerías volcadas" en el operativo del argayo de Sebrango, en el que también se ha implicado la Universidad de Cantabria, mantiene "contacto permanente" con el Ayuntamiento de Camaleño y los vecinos, y ha pedido la colaboración de la Guardia Civil e incluso del Ejército, cuya Unidad Militar de Emergencia (UME) también ha participado en el operativo.

Así lo ha asegurado este miércoles el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, quien a preguntas de los medios de comunicación, ha puntualizado que "más no se puede hacer" porque se trata de un fenómeno natural que "ni se podía predecir, o al menos eso temo -ha dicho-, ni puede ahora asegurarse cuál va a ser su evolución". "Pero para eso están los técnicos y los expertos haciendo constantemente el seguimiento", ha afirmado.

Diego ha explicado que "desde que tuvimos conocimiento el viernes por la tarde", se ha realizado un "despliegue coordinado por el Gobierno", y en el que se han implicado también la Universidad de Cantabria, que "ha colaborado de una manera admirable, poniendo científicos expertos en esa materia y que están permanentemente allí".

Ha añadido que el Gobierno está actuando "con toda la transversalidad". "Están todas las consejerías, especialmente aquéllas que tienen algún tipo de implicación directa, volcadas con personal permanentemente allí; estamos en contacto con el Ayuntamiento constantemente también, y hemos pedido la colaboración de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, tanto de la Guardia Civil, que se ha volcado también en la colaboración, como incluso de la Unidad de Emergencias del Ejército, que también han participado en el operativo, y estamos en contacto también, o procuramos estarlo, con los vecinos", ha señalado.

Diego ha hecho estas declaraciones en el Paraninfo de la Universidad de Cantabria, donde ha asistido a la reunión del Consejo Representativo de Cantabria Campus Internacional.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.