Corrupción
De izquierda a derecha y de arriba abajo: el líder de Unió Democràtica de Catalunya, Duran Lleida; el exalcalde de Santiago Gerardo Conde Roa (PP); el exalcalde de Ourense Francisco Rodríguez (PSOE), y el extesorero del PP Luis Bárcenas. AGENCIAS / ARCHIVO

Casi el 90% de los españoles cree que España es un país corrupto y el 75% considera que la imagen del país en el exterior no ha mejorado en los últimos meses, según el último Barómetro del Real Instituto Elcano (BRIE), organismo privado dedicado a los estudios internacionales y estratégicos y que ha presentado la edición número 33 de su encuesta

"La corrupción, ahora mismo, tiene obsesionados a los españoles porque aparece en todos los medios y los escándalos de corrupción surgen de debajo de las piedras", ha declarado el investigador principal de la imagen exterior de España y opinión pública, Javier Noya.

A pesar de que el 75% de los españoles cree que la imagen de España en el exterior no ha mejorado en los últimos meses, el 65% hace una valoración positiva de la iniciativa Marca España.

El 65%, sin embargo, hace una valoración positivo de la iniciativa Marca España"El ciudadano español da prácticamente la misma importancia a las políticas de imagen que a las políticas para solucionar los problemas reales de la economía: hay que hacer un esfuerzo para cambiar nuestra imagen en el exterior, aunque también en el interior del país", ha señalado Noya.

El 46% de los españoles está de acuerdo en realizar una intervención internacional en Siria frente a un 35 % que se opone, aunque sólo uno de cada tres ciudadanos (31%) apoyaría un envío de tropas españolas al país árabe.

Y es que, según también el  Real Instituto Elcano, la opinión de los ciudadanos sobre el proceso de cambio político en los países árabes es cada vez más negativa.

Islamismo y primavera árabe

Cerca de un 70% de los encuestados teme que la primavera árabe acabe produciendo guerras civiles y una llegada del islamismo, mientras que los que esperan mejoras sociales y la implantación de la democracia no llegan apenas al 30%.

Entre los tres países peor valorados por los españoles se sitúan Irán (3,7 sobre 10) y Marruecos (4,1), país que es percibido mayoritariamente como autoritario, fundamentalista, pobre, violento y corrupto.

Por otro lado, el porcentaje de ciudadanos que apoya la intervención en el conflicto de Mali ha caído desde febrero en 11 puntos (del 44% en febrero al 33% en junio), mientras que los que se oponen han aumentado del 29% al 42%.