La Sala Municipal de Exposiciones de la Casa Revilla de Valladolid acoge desde hoy la exposición 'Juegos y juguetes de Arquitectura. siglos XIX y XX', que muestra más de un centenar de piezas de la Colección Quiroga-Monte y que como ha destacado su comisario, José Antonio Quiroga, puede resultar atractiva tanto para profesionales de este área como para las personas adultas que utilizaron estos juguetes e incluso para los más pequeños, para que conozcan como "utilizaban la imaginación sus mayores".

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha inaugurado la muestra en la Casa Revilla este miércoles, acompañado por la concejal de Cultura, Comercio y Turismo, Mercedes Cantalapiedra, y el comisario de la muestra. Está organizada por la Fundación Municipal de Cultura con piezas, todas ellas originales y de fabricación española, propiedad de la Colección Quiroga-Monte, compuesta al día de hoy por más de 1500 juguetes diferentes.

José Antonio Quiroga ha destacado que la muestra puede generar interés en distintos perfiles de visitantes, como los arquitectos y aparejadores, ya que ha recordado que "muchos" profesionales de ese sector utilizaron en su infancia juegos como estos que fomentaron sus aptitudes para su dedicación profesional.

También, ha añadido, puede resultar atractiva para adultos que recuerden estos juguetes, como es el caso del primer edil vallisoletano, quien ha recalcado, tras pasear por la exposición, que aunque considera que "a muchos, le pueden parecer piezas de museo", para las personas que han jugado con ellas les resulta "muy agradable".

Así, ha recordado juguetes como las construcciones de "casitas de cartón", que en su opinión fomentaban la creatividad de los niños ya que, aunque mostraban un modelo de referencia para imitarlo, "cada uno podía hacer lo que quería.

Por último, el comisario ha añadido que la exposición también es recomendable para los más pequeños, que podrán conocer cómo sus mayores se divertían y "utilizaban la imaginación".

La Sala Revilla expone durante estos días firmas tradicionales de juguetes como Palouzíe, fundada en 1891 y promotora de juegos recreativos de gran calidad; la empresa familiar Borrás, que comenzó su producción en 1894; la marca Dalmau Carles, creada en 1904 e impulsora de equipos didácticos; la editora Seix y Barral, cuyas manufacturas destacaron desde 1911 y la firma alicantina Oliver y Riera, constituida en 1913.

De estas y otras marcas pueden observarse en la muestra los pioneros equipos que se fabricaron industrialmente en España como 'El Pequeño arquitecto' —uno de los originarios juegos infantiles de arquitectura conocidos, con la patente de invención nº 22996, que es la primera concedida en el año 1898 a este tipo de juguetes—, así como los posteriores Anker Construcciones, Arquitectura Moderna, Arquitectura Imperio, Arquitectura estilo antiguo, Arquitectura Popular, Arquitectura Excelsior, Arquitectura Metaling, El pequeño constructor o Architektón, con piezas de cartón desmontables que forman diferentes modelos.

También componen la muestra 'El Constructor Moderno', 'Mi Pueblo' —juguete compuesto de más de setenta piezas que representan un pueblo español de los años 1930—, 'Meccano' —que permitía también la construcción de edificios—, Construcciones infantiles Bakelan-Briketa, Construcciones Interplanetarias Satélite, Exin Castillos, Exin Arquitectura, Construcciones Urbis, o Tente, entre otras.

Asimismo, se puede apreciar la evolución de los materiales que se utilizaban en este sector, que empezó con la "piedra artificial" y la madera policromada, que dieron paso posteriormente al cartón piedra y ya en los años 60 y 70 del siglo XX, al plástico.

Cajas contenedoras

Quiroga ha querido destacar también la importancia que tienen para él las cajas contenedoras —se conservan las de una gran parte de los citados juegos—, ya que están "espléndidamente diseñadas e ilustradas" por conocidos dibujantes de cada época, como, por ejemplo, Miguel Catalá Lucas, conocido como Karpa, creador del popular personaje de historieta Jaimito, o Saurí Sirés, que también fue colaborador de Antonio Gaudí.

La muestra incluye diversos catálogos y elementos publicitarios en torno a la temática elegida, cuyo sector forma parte, como es sabido, de los juegos de mesa, y es, desde el punto de vista estético, uno de los más relevantes de la historia de la juguetería española.

De igual manera, esta exposición se complementa con una reunión de juguetes representativos de diferentes edificios como la casa de campo, el colmado, la estación de ferrocarril, la escuela, el garaje de automóviles, la plaza de toros o el teatro", algunos de ellos únicos en el coleccionismo español, como los procedentes de la clásica juguetera Hispania, posteriormente denominada Manufactura Española del Juguete, que estuvo activa durante el Siglo XX y cuyas piezas se consideran "auténticas obras maestras".

Finalmente, se pueden contemplar también algunos recortables, álbumes de cromos, cuentos y tebeos alusivos al arte y la técnica de la arquitectura.

En cuanto a la procedencia de los elementos que se muestran, el titular de la colección Quiroga-Monte ha apuntado que es muy diversa, pues se han adquirido tanto en subastas, como en rastrillos y últimamente gracias al "gran mercado que es Internet".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.