El Ayuntamiento de Palma ha planteado llevar a cabo una refinanciación de la deuda que permitiría al consistorio finalizar el año 2014 con un coeficiente de endeudamiento del 64,87 por ciento y el año 2015, con uno del 53,16 por ciento.

Según ha informado el portavoz del equipo de Gobierno tras la Junta de Gobierno, Julio Martínez, esta propuesta de refinanciación tendrá que ser autorizada por el Ministerio de Hacienda y será "clave" para la congelación de los impuestos que se realizará en Palma durante los dos próximos años.

Martínez, quien ha indicado que actualmente el coeficiente de endeudamiento consolidado de Cort es del 83,67 por ciento -incluyendo el Palacio de Congresos y la Empresa Municipal de Transportes (EMT)-, ha detallado que el plan de reducción de endeudamiento que plantearán a Hacienda incluirá la refinanciación de dos operaciones de la pasada legislatura -con lo que no se incrementará el IBI- y de algunos préstamos de 2010.

En relación a las negociaciones que el Ayuntamiento está llevando a cabo ya con los bancos, ha indicado que la "idea" es que "poco a poco el ritmo de endeudamiento sea un 50 por ciento menor a la que se plantea ahora" y que cada año se dejen de amortizar ocho millones de euros.