El Gobierno de Navarra ha aprobado, en su sesión de este miércoles, los nuevos estatutos de la Fundación Caja Navarra, de acuerdo con los términos convenidos con el Ministerio de Economía y Competitividad.

Así lo ha expuesto el consejero portavoz del Ejecutivo, Juan Luis Sánchez de Muniáin, en rueda de prensa tras la sesión de Gobierno, quien ha expuesto que el Ministerio ha dado "el visto bueno y la conformidad" a dichos estatutos, que también han sido examinados "favorablemente" por el departamento del Tesoro y por el Banco de España.

Ha precisado el consejero que el Ministerio no ha introducido cambios. "Ha examinado minuciosamente los estatutos y ha dado el visto bueno, lo que es una evidencia de que tenían la corrección jurídica y de respeto a la legalidad", ha apuntado

La Fundación, ha añadido el consejero, tendrá como finalidad el progreso social, económico y cultural de Navarra, para lo cual financiará actividades en diversos sectores: científico, sanitario, cultural, social, medioambiental, deportivo y de cooperación al desarrollo, entre otros.

La Fundación mantiene el protectorado público por parte de la Administración de la Comunidad Foral de Navarra y la condición de entidades fundadoras del Gobierno de Navarra y del Ayuntamiento de Pamplona.

Esta Fundación deriva de lo previsto en Real Decreto-ley 11/2010, de 9 de julio, que regula el estatus jurídico de las cajas de ahorro integradas en bancos (como es el caso de Caja Navarra en relación con La Caixa), las cuales pierden su condición de entidad de crédito y centran su actividad en la obra social.

El Gobierno de Navarra conoció el pasado 15 de mayo el proyecto de estatutos redactado por la comisión gestora de esta entidad y lo remitió preceptivamente al Ministerio de Economía y Competitividad para acordar el texto final, que ha sido aprobado este miércoles.

PATRONATO

El órgano de gobierno de la entidad es el patronato, formado por 9 patronos, que son cargos personales e indelegables, no retribuidos; sin sujeción a mandato y cuya ejecutoria se guiará por la ética y la responsabilidad en el ejercicio del cargo.

Para la conformación del patronato, Sánchez de Muniáin ha explicado que ahora se tienen que convocar los consejos que los estatutos contemplan que designen miembros como el Consejo de Salud, de Cultura y de Bienestar Social. "Se convocarán cuanto antes, en las próximas fechas", ha indicado.

Los requisitos exigidos por los estatutos para ser patrono son: la honorabilidad comercial y profesional, y preparación y experiencia acordes con el ejercicio de esta función. Además, se requiere residencia habitual en Navarra, ser mayor de edad y no estar incapacitado ni inhabilitado.

El régimen de incompatibilidades excluye para la función de patrono a los cargos electos de la Unión Europea, del Estado, comunidades autónomas, incluida la foral de Navarra, y entidades locales, y a los altos cargos de la Administración de Navarra, del Estados y de las entidades locales y en cualquiera de las entidades vinculadas o dependientes de estas administraciones, así como a los que ocupan cargos ejecutivos o directivos en partidos políticos, asociaciones empresariales y sindicatos. La duración del cargo es de 4 años y se prevé una sola reelección.

Los patronos representan a: las entidades fundadoras (un patrono designado por el Gobierno de Navarra y otro por el Ayuntamiento de Pamplona); entidades representativas de intereses colectivos en el ámbito de actuación de la Fundación (tres patronos por el Parlamento de Navarra entre personas de reconocido prestigio profesional en los ámbitos empresarial, sindical y universitario); personas de reconocido prestigio profesional en las materias relacionadas con los fines sociales de la Fundación: (tres patronos designados por el Gobierno de Navarra, elegidos entre las ternas presentadas por: el Consejo Navarro de Bienestar Social, el Consejo Navarro de Cultura y el Consejo Navarro de Salud); y personas con conocimientos y experiencia específicos en materia financiera (un patrono designado por el Gobierno de Navarra) entre personas con acreditado conocimiento y experiencia específica en materia financiera.

El patronato tendrá un presidente, elegido por los patronos de entre ellos, y un secretario, que no puede ser un patrono, sino un profesional empleado o contratado.

Los estatutos establecen como novedad un Código de Buen Gobierno, que recoge las premisas de ética, transparencia y rendición de cuentas.

Gobierno y psn

El consejero ha detallado que hay varios aspectos que "separan" los estatutos encargados por el Gobierno foral de la propuesta realizada por el PSN. Así, ha precisado, mientras que el texto del Ejecutivo respeta el carácter aforado de Caja Navarra, la del PSN "lo abandona y lo lleva a la legislación común".

Además, ha explicado que el PSN propone que cargos políticos "vuelvan a formar parte" de este órgano. "Pero hay un anteproyecto de ley estatal que presumiblemente va a prohibir que cargos políticos conformen los patronatos de estas entidades", ha señalado.

Consulta aquí más noticias de Navarra.