El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha llamado este miércoles a "frenar el disparate" que, a su juicio, supone convertir las becas en un "premio" o una mera "dádiva a estudiantes con buenas calificaciones" sin tener en cuenta posibles "dificultades familiares, personales y sociales" porque de este modo no se garantiza la "igualdad de oportunidades".

Griñán se ha pronunciado de este modo con motivo de la firma en Sevilla del acuerdo para el sistema universitario público de Andalucía, que ha suscrito con los rectores de todas las universidades públicas de la comunidad, encabezados por el presidente de la Asociación de Universidades Públicas de Andalucía (AUPA) y rector de la Universidad de Córdoba (UCO), José Manuel Roldán.

"Todos estamos comprometidos con una universidad pública de calidad que garantice el desarrollo de las expectativas educativas de quienes tienen condiciones socioeconómicas más desfavorables y sea un verdadero instrumento para la igualdad de oportunidades", ha indicado el jefe del Ejecutivo andaluz, que ha puesto de manifiesto que las ayudas en educación "siempre son imprescindibles, pero en este momento más" porque vivimos un "aumento brutal de las desigualdades".

En este sentido, Griñán ha defendido que "una política de becas debe dirigirse a garantizar igualdad de oportunidades, no a dar premios" y ha advertido de que "convertir las becas en una dádiva que se otorga a estudiantes con buenas calificaciones es un disparate", ya que ha recordado que "la financiación de la universidad es mayoritariamente pública para todos, para los que tienen beca y para los que no".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.