La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha manifestado que las cifras de déficit en los primeros cuatro meses del año en la región han sido "buenas cifras" aunque ha indicado que para la consecución de este objetivo la región "no se pueda permitir lujos o dar más servicios".

Así lo ha manifestado Cospedal a preguntas de los medios durante la inauguración de las obras del remonte de Safont en Toledo, donde ha confiado en conseguir el objetivo de déficit para finales de año, aunque ha apuntado que "todavía tiene que terminar".

"Lo que quieren saber los ciudadanos de Castilla-la Mancha es que su Gobierno está administrando el dinero de manera muy sobria, y a veces no nos podemos permitir lujos y no nos podemos permitir dar más servicios para que los servicios públicos estén garantizados", ha manifestado la presidenta regional.

En la misma línea, ha recordado que el año pasado fue "complicado" para la región, pero al final logró la consecución de este objetivo "siendo al comunidad que mas ha recortado, con más de 6,2 puntos".

"Lo más importante es que los servicios sociales básicos, como la Sanidad o la Educación, están garantizados, con medidas como el plan de choque para reducir las listas de espera. Se puede ser eficaz en la gestión y en el gasto público, mejorando esta gestión y ofreciendo más calidad", ha afirmado Cospedal.

Reforma administración local

Preguntada también por la reforma de la Administración local que presenta este miércoles el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, Cospedal ha señalado que con esta medida "que lleva pendiente en España desde hace 30 años" los ciudadanos van a poder "saber de manera clara y transparente en qué se gasta su dinero".

Es por ello que ha resaltado que con esta reforma el Ejecutivo va a lograr con "austeridad y sobriedad" que "no se dupliquen competencias y que se ahorre en recursos materiales, además de que los recursos humanos se dedicarán a aquello que se tienen que dedicar".

Consulta aquí más noticias de Toledo.