Agentes de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife han sancionado con una multa de 500 euros a un ciclista que estuvo a punto de ocasionar diversos accidentes en la avenida de San Sebastián por conducción temeraria.

El joven multado, de 19 años, fue sorprendido circulando entre los vehículos y cambiando de carril constantemente, lo que obligaba a los conductores que circulaban por la zona a realizar maniobras de evasión con frenazos para evitar arrollarlo.

El ciclista, incluso, llegó a golpear a uno de los vehículos que descendía por la avenida en las proximidades de la calle Fernández Herrero, donde fue interceptado por un agente de la Policía Local al tratar de huir tras el accidente.