Hamid Karzai
El presidente de Afganistán, Hamid Karzai. EFE

El Gobierno de Afganistán anunció este miércoles la suspensión de su negociación con EE UU para suscribir un acuerdo de seguridad que entraría en vigor una vez que las tropas de la OTAN concluyan en 2014 su retirada del país asiático.

El anuncio figura en un comunicado de la presidencia afgana en el que se indica que la medida se debe a "las contradicciones entre los actos y las declaraciones de EEUU respecto al proceso de paz".

El Gobierno de Hamid Karzai se consideraba el único interlocutor legítimo para un eventual diálogo con los insurgentes La decisión se produce menos de 24 horas después de que Washington anunciara este martes una negociación con los talibanes que tendría lugar en Doha y en la que participarían EEUU, los insurgentes y el Gobierno afgano.

El movimiento taliban siempre había rechazado negociar con el Gobierno del presidente afgano, Hamid Karzai, a quien no reconoce y califica de "títere" de EEUU, y había reclamado un proceso de negociación directa con Washington.

El Gobierno de Karzai se consideraba, en cambio, el único interlocutor legítimo para un eventual diálogo con los insurgentes.

En medios políticos y diplomáticos se consideraba clave para el futuro de Afganistán el acuerdo de seguridad cuya negociación suspendió este miércoles el Gobierno de Karzai.

El acuerdo tenía el objetivo de garantizar la estabilidad del sistema político local una vez las fuerzas internacionales concluyan el próximo año su retirada del país asiático.

El Ejército afgano llevará la inicativa en la seguridad del país

El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, anunció este martes el comienzo de la última fase del proceso de transición de la seguridad en el país asiático, que otorgará más protagonismo al Ejército afgano.

El proceso de transición de la seguridad finalizará en 2014 cuando las tropas de la OTAN finalicen su retirada "A partir de mañana las fuerzas de seguridad afganas llevarán la iniciativa en la responsabilidad de la seguridad en Afganistán", afirmó Karzai en una ceremonia celebrada en Kabul para marcar el hito.

Con el comienzo de la última fase del traspaso de la seguridad, proceso que comenzó en 2011 y finalizara en 2014, las fuerzas internacionales de la OTAN (ISAF) han traspasado el control de los 95 distritos que todavía estaban bajo su dominio.