Miguel Ángel Flores
El empresario Miguel Ángel Flores, gerente de la empresa Diviertt. EFE

El director de FMS Group, Santiago Rojo, ha responsabilizado al empresario y principal imputado en el 'caso Madrid Arena', Miguel Ángel Flores, del sobreaforo que se registró en el recinto municipal el pasado 1 de noviembre durante la  fiesta de Halloween en el recinto Madrid Arena al manifestar que el promotor del evento se encargó de la venta y control de entradas.

Así lo han manifestado los abogados de las acusaciones particulares en los pasillos de los Juzgados de Plaza de Castilla. Rojo ha comparecido como imputado durante cerca de tres horas ante el magistrado Eduardo López y las partes personadas en la causa.

Rojo ha reconocido que había más de 10.000 jóvenes en el pabellónLa declaración se ha centrado en conocer las funciones que desempeñó en relación a la fiesta y en saber quién ordenó abrir a las 2.30 de la madrugada un portón de emergencias que daba directamente a la pista central. Por esta puerta de emergencias entraron en masa cerca de 2.500 jóvenes.

En el recuento judicial de tickets, la Policía contabilizó un total de 16.791. Esta cifra superaba con creces el aforo permitido de 10.600 asistentes en dicho recinto y las 9.650 entradas que Miguel Ángel Flores, propietario de Diviertt, dijo que se habían vendido.

De este modo, el abogado Felipe Moreno ha indicado que la 'mano derecha' de Flores ha detallado los asuntos de los que se ocupó su jefe, como la venta de entradas y su control el mismo día del evento.

Según Moreno, Rojo habría reconocido que había más de 10.000 personas en el recinto y que la pista central estaba masificada de jóvenes.

Además, el letrado Abdón Nuñez ha señalado que habría contradicho a Flores al asegurar que las entradas que se imprimieron fueron todas vendidas, un extremo que el promotor negó.

Apertura del portón

Respecto al asunto del portón, ha señalado que el coordinador de Operaciones y Proyectos de Madridec, Francisco del Amo, fue la persona que dio la orden de apertura. "Rojo oye cómo Del Amo da la orden", ha señalado Moreno, a lo que el abogado Abdón Núñez ha añadido que le escuchó porque estaba al lado suyo.

El pasado 9 de abril, el responsable de Madridec en la fiesta, José Ruiz Ayuso, sostuvo ante las partes que la persona que ordenó abrir esta puerta fue Santiago Rojo, director de Diviertt. Además, dijo que solo los trabajadores de Seguriber tenían el mando de la puerta.

Sin embargo, el jefe de Equipo de Seguriber la noche de la tragedia , Raúl Monteverde, aseguró que fue el coordinador de Operaciones y Proyectos de Madridec, Francisco del Amo, la persona que ordenó a Seguriber abrir el citado portón. De igual modo, el coordinador de vigilantes de Seguriber, José Nalda París, ratificó estas afirmaciones.

Consulta aquí más noticias de Madrid.