Cuatro carreteras de la Val d'Aran continúan cortadas la mañana de este miércoles por el efecto de las intensas lluvias y el desbordamiento del río Garona, según ha informado el Servei Català de Trànsit (SCT).

Las vías cortadas son la C-147, de Esterri a Alòs d'Isil; la C-28, de Garòs a Gessa; la N-141, desde Bossòst a la frontera francesa, y la N-230, desde Vielha a la frontera con Francia.

Además de estas cuatro vías cortadas, la L-500 tiene restricciones para los vehículos pesados en Pont de Suert.

Consulta aquí más noticias de Lleida.