"Trabajo para aumentar la autoestima de las personas". Esta frase del cirujano brasileño Ivo Pitanguy (Belo Horizonte, 1926) resume la filosofía "innovadora" y la trayectoria profesional del que es considerado padre de la cirugía moderna, y que, de manos de la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, recibirá este miércoles, en el Salón de Plenos del Ayuntamiento, el II Premio Iberoamericano de Cirugía 'Pedro Virgili' Cortes de Cádiz.

La entrega de esta distinción se une a los actos de entrega del Premio Libertad 'Cortes de Cádiz', concedido al presidente de Uruguay, Enrique Mújica, y el Premio Iberoamericano de Música 'Cortes de Cádiz', concedido al compositor venezolano José Antonio Abreu; según recuerda el Consistorio gaditano en un comunicado.

Ivo Pintanguy está considerado el padre de la cirugía estética moderna. Tras licenciarse en la que hoy es Universidad Federal de Río de Janeiro, perfeccionó sus conocimientos en Estados Unidos y Europa, trabajando en prestigiosos centros de Francia e Inglaterra. De regreso a su país, en 1949, puso en práctica sus conocimientos en el Hospital Santa Casa de Misericórdia de Río de Janeiro.

En 1954 fundó el primer Servicio de Cirugía Plástica para quemaduras y reparadora en el Hospital Souza Aguiar. En 1961 ideó y organizó el Servicio de Quemados del Hospital Antônio Pedro y, dos años después, fundó la Clínica Ivo Pitanguy, siendo nombrado entonces profesor titular del departamento de Cirugía Plástica de la Universidad Pontificia Católica en Río de Janeiro y del Instituto de Posgraduado Médico Carlos Chagas.

La clínica que lleva su nombre cuenta a su vez con el Centro de Estudios Ivo Pitanguy (CEIP), asociación sin ánimo de lucro destinada a la investigación y perfeccionamiento de la cirugía plástica. En su cátedra de la Santa Casa de Misericórdia y de la pionera Clínica Ivo Pitanguy se han formado más de medio millar de cirujanos plásticos de Brasil y de otros países.

Su interés por la cirugía plástica y reparadora "nació de la disarmonía que sentían las personas en relación con su imagen por algunas lesiones consideradas menores pero que les creaban un cierto complejo de inferioridad".

Por las manos del doctor Pitanguy han pasado tanto celebridades como gente anónima de diversas latitudes, siendo invitado por emperatrices destronadas que le deben la conservación de su belleza, pero también por astros del cine y del rock. Ha sido huésped de honor de Farah Diba, en Irán, de las autoridades de Turquía, de Hussein de Jordania o del gobierno de Kuwait, entre otros muchos, al tiempo que ha ejercido de profesor o conferenciante en más de un centenar de instituciones médicas o asociaciones de cirugía plástica en los cinco continentes, donde, aparte de sus conocimientos teóricos, ha realizado incontables demostraciones quirúrgicas.

Pitanguy también es miembro de la Academia Brasileña de Letras y de la Academia Nacional de Medicina.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.