De Guindos
El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos. EFE

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha pedido al Banco de España que vigile que toda la banca elimina las "cláusulas suelo" de las hipotecas cuando el cliente no haya sido debidamente informado, y sin que ello implique que a cambio se endurezcan otras condiciones del préstamo.

Por otro lado, ha calculado que el sector bancario deberá provisionar un máximo de 10.000 millones de euros en dos años y para eso tendrá unas necesidades de capital de 2.000 millones, aunque ha descartado que para cubrir estas cantidades se necesiten ayudas públicas.

Sobre las "cláusulas suelo", el ministro ha explicado, en un seminario de la Asociación de Periodistas de Información Económica (Apie) y de BBVA en la Universidad Internacional de Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, que ha pedido al supervisor que ponga "especial atención" en el cumplimiento por parte de todas las entidades de la jurisprudencia que sienta la sentencia del Tribunal Supremo, sin necesidad de que los clientes acudan a los jueces para reclamarlo.

Ese tribunal declaró el pasado 9 de mayo nulas las cláusulas que ponen un límite a las rebajas de la hipoteca por bajada del euríbor en los casos en los que no hubiese suficiente transparencia, y el 12 de junio aclaró que son nulas incluso si el cliente se había beneficiado de ellas en algún periodo de vigencia del préstamo. Aunque en principio la sentencia del Supremo afecta sólo a tres entidades financieras -BBVA, Novagalicia y Cajamar, que ya las han retirado-, De Guindos ha opinado que debe generalizarse, sin que ello implique el endurecimiento de otras cláusulas a modo de resarcimiento.

En cuanto a las necesidades de capital de la banca, ha insistido en que no se han identificado motivos para que el Gobierno utilice la parte que resta del crédito europeo (60.000 de los 100.000 millones concedidos).