El G-8 acuerda acabar con el pago de rescates para cortar así la financiación de los terroristas

  • Las negociaciones del primer día no consiguen una posición común sobre Siria.
  • Los siete países más ricos y Rusia discuten sobre transparencia e impuestos.
  • La cumbre terminará a las 15.30 con las comparencias de los líderes.
El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy; el presidente de Estados Unidos, Barack Obama; el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso; y el primer ministro británico, David Cameron, en rueda de prensa.
El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy; el presidente de Estados Unidos, Barack Obama; el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso; y el primer ministro británico, David Cameron, en rueda de prensa.
Andy Rain / EFE

Los líderes del G-8 acordaron este martes acabar con el pago de rescates en los secuestros que sirven para financiar el terrorismo internacional, según anunció el portavoz del primer ministro británico, David Cameron.

Downing Street indicó en Twitter que los presidentes y primeros ministros de EEUU, Japón, Reino Unido, Alemania, Italia, Canadá, Rusia y Canadá apoyaron esa iniciativa británica en su segunda y última jornada de su cumbre de Lough Erne (Irlanda del Norte).

Además, los líderes del G-8 pedirán a las multinacionales de sus respectivos países que se comprometan a esta misma política para evitar que el terrorismo internacional se financie a través de los rescates de ciudadanos secuestrados.

La decisión fue tomada al término de una sesión plenaria del G-8 sobre la lucha antiterrorista, especialmente en el norte de África, donde en los últimos años se han registrado numerosos secuestros de ciudadanos occidentales en busca de sustanciosos rescates.

El conservador Cameron ya había anunciado que buscaría este acuerdo del G-8 durante la cumbre que se celebra en Irlanda del Norte bajo presidencia británica.

El Reino Unido tiene la política oficial de no pagar rescates de secuestros, una práctica que se cree que ha deparado a los terroristas durante los últimos tres años más de 50 millones de euros, muchos de los cuales han ido a parar a grupos como Al Qaeda o los talibanes.

El pasado marzo, la Oficina de Seguridad y Antiterrorismo del Reino Unido, OSCT, presentó un informe en el que indicaba que más de 150 personas, trece de ellas británicos, fueron secuestradas desde 2008.

La cumbre del G-8 en Irlanda del Norte tendría así su primer gran acuerdo, después de que las intensas conversaciones sobre una postura común ante el conflicto en Siria no hubieran llegado a buen puerto en su primera jornada.

El siguiente punto que tratarán los líderes de los países más ricos versará sobre transparencia, comercio e impuestos durante el almuerzo, al que asistirá el presidente de México, Enrique Peña Nieto, como invitado especial.

En esta cumbre el anfitrión, David Cameron, quiere sacar adelante compromisos contra el fraude y evasión fiscal, ante el creciente escándalo por las estrategias que utilizan las multinacionales para evitar pagar impuestos en el país en el que operan a través de paraísos fiscales.

En este sentido, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, resaltó la necesidad de "mejorar la gobernanza fiscal en todos los ámbitos" y apuntó que esta cumbre "debe forjar una unidad de objetivos a un nivel global".

En concreto, impuestos, transparencia y comercio es el lema elegido por el premier británico para esta cumbre.

La cumbre terminará con una rueda de prensa del presidente de turno del G-8, Cameron, prevista para las 15.30 hora española, seguida de las comparecencias del resto de líderes ante sus delegaciones.

El escenario de la reunión es un lujoso y aislado hotel de Lough Erne, al borde de un lago y entre verdes campos irlandeses, donde se han desplegado más de 8.000 policías que tratarán de que nadie se acerque al complejo, protegido por una valla de siete kilómetros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento