Los institutos zaragozanos podrán reducir hasta un 50% los casos de fracaso escolar con una nueva herramienta informática, Activared, que pondrá a disposición de los estudiantes a través de la red hasta 180 unidades didácticas de matemáticas, inglés, lengua, física y química.

Se trata de motivar al alumno y favorecer su aprendizaje mientras juega en Internet. «Complementa las tareas de clase y el estudio, pero no los sustituye», explica Miguel Ángel Sánchez, uno de sus creadores.

Activared, desarrollado por la Universidad y el Centro de Cálculo Don Bosco, ya ha sido probado con grupos de inmigrantes latinos. El 80% de estos niños, que suspendían, consiguieron aprobar sin problemas tras utilizar esta herramienta.

Hasta 12.000 alumnos

Activared empezará a funcionar en los institutos después de Navidad y de él se podrán beneficiar, gratis, hasta 12.000 alumnos de 12 a 16 años, gracias a un convenio entre el Ayuntamiento de Zaragoza y el Centro de Cálculo Don Bosco.

 Para utilizar este programa (que está en la web municipal, www.zaragoza.es) los estudiantes necesitan una clave personal que tienen que solicitar sus profesores al área de Educación. Más de 200 docentes de 30 institutos ya han empezado a experimentar con el sistema.

A diferencia de otras aplicaciones que dejan más libertad a los alumnos, en Activared es el profesor el que marca el ritmo de trabajo y supervisa su evolución. «Incluso puede mandar tareas de cursos anteriores para solucionar carencias», añade Miguel Ángel Sánchez.

También llegará a infantil y primaria

Los responsables del proyecto Activared están trabajando ya en unidades especiales para alumnos de infantil y primaria. Aunque, según la concejala de Educación, Concha Nasarre, en estos ciclos no hay fracaso escolar, el objetivo es inculcar a los más pequeños el hábito de aplicar las nuevas tecnologías en el estudio. Estas unidades didácticas estarán listas en marzo y el próximo verano se pondrán a disposición de los niños en las bibliotecas municipales de Zaragoza.

Beneficios atención personal: Esta herramienta permite a los docentes prestar una atención individual y ajustada a las necesidades del alumno, que logra elevar su autoestima al ver mejorado su rendimiento académico.

Muchos suspensos un 25% de fracaso: La cuarta parte de los estudiantes zaragozanos sufre fracaso escolar, según Concha Nasarre.