Alemania exige explicaciones a EE UU por el espionaje, en vísperas de la visita de Obama

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama (i), habla con la canciller alemana, Angela Merkel.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama (i), habla con la canciller alemana, Angela Merkel.
Alejandro Bolívar / EFE

El gobierno alemán espera que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que llega mañana a Berlín, dé explicaciones sobre el programa Prism de espionaje informático que, según el comisionado de Derechos Humanos del ejecutivo germano, tiene puntos inaceptables.

"Es algo que no podemos aceptar. No podemos ser objeto del arbitrio de los servicios secretos estadounidenses", dijo Markus Löning en declaraciones que publica este lunes el diario Frankfurter Rundschau en la víspera de la llegada a Alemania de Obama.

"Somos amigos y aliados y espero de un presidente de EE UU que trate a sus ciudadanos, a sus amigos y aliados y a todos los habitantes del mundo de acuerdo con los principios del derecho", precisó Löning.

Fuentes del gobierno alemán han asegurado que el programa de espionaje informático, Prism, formará parte de las conversaciones entre Obama y la canciller alemana, Angela Merkel.

Según el diario Die Welt, la ministra de Justicia, Sabine Leutheusser-Schnarrenberg, pidió claridad sobre el sentido y el alcance del programa puesto que sólo con un alto nivel de transparencia se puede lograr la comprensión de los ciudadanos.

La ministra de Protección al Consumidor, Ilse Aigner, por su parte, criticó a las empresas informáticas por su responsabilidad en el Prism.

"Cuando se trata de defender sus intereses económicos, consorcios como Google, Microsoft y Appel muestran sus músculos. Pero ahora cuando se les pregunta sobre su responsabilidad en el escándalo del espionaje informático juegan a ser víctimas del gobierno de EE UU", declaró Aigner al diario Passauer Neuen Presse.

De parte de la oposición, el diputado socialdemócrata Thomas Oppermann pidió a Merkel que le deje claro a Obama que un control total de los ciudadanos alemanes por parte de los servicios secretos estadounidenses es algo completamente desproporcionado.

"Espero que los dos gobiernos se pongan de acuerdo en que el control de los intercambios de correos electrónicos en Alemania no es competencia de los servicios secretos de Estados Unidos", subrayó Oppermann en el programa Morgenmagazin de la Primera Cadena de la Televisión Alemana (ARD).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento