Erdogan se harta y la Policía desaloja por la fuerza a miles de 'indignados' en Taksim

  • Emplearon cañones de agua y gases lacrimógenos para el desalojo.
  • Los policías se emplearon sin contemplaciones y utilizaron también pulverizadores a presión de gas pimienta de forma indiscriminada contra los acampados en Gezi.
  • Tras el desalojo, la Policía empleó grúas que se llevaron todo lo que encontraban a su paso en el campamento de los 'indignados' turcos.
  • Durante la madrugada, duros enfrentamientos que dejan medio centenar de heridos.
  • Este domingo habrá una gran marcha protesta que coincidirá con otra progubernamental.
  • CRONOLOGÍA: así han evolucionado las protestas en Turquía.
Potentes chorros de agua son lanzados este 15 de junio contra los manifestantes congregados en Taksim, Estambul.
Potentes chorros de agua son lanzados este 15 de junio contra los manifestantes congregados en Taksim, Estambul.
EFE

La policía desalojó este sábado de forma fulminante la céntrica plaza de Taksim en Estambul y el adyacente parque Gezi con cargas y el empleo de abundante material antidisturbios, como cañones de agua y gases lacrimógenos. El balance de heridos ronda el medio centenar (46 dijo el gobernador de Estambul, Huseín Avni Mutlu).

Los antidisturbios lanzaron salvas de gases lacrimógenos y varias cargas que hicieron huir a los acampados, y han comenzado ya a desmontar las tiendas del parque, símbolo de las mayores revueltas antigubernamentales en el país en la última década.

Los policías se emplearon sin contemplaciones y utilizaron también pulverizadores a presión de gas pimienta de forma indiscriminada contra los acampados, entre ellos familias al completo y la prensa internacional que cubría el desalojo.

Según la cadena de televisión NTV, los policías gritaron a los 'indignados' turcos allí presentes: "Esto es un acto ilegal, esta es nuestra última advertencia. Evacuad".

Un gran número de antidisturbios entraron a la zona verde desde la plaza Taksim, mientras que los manifestantes salieron a la carrera por el lado opuesto del parque entre escenas de pánico.

De forma paralela, otros agentes cargaban en los aledaños de la plaza y las calles adyacentes al parque, lo que generó una gran confusión entre las miles de personas que estaban en la céntrica zona de Estambul.

Desmontando el campamento

La policía ha empleado grúas, que arrastraban todo lo que se encontraba a su paso, para desmontar las tiendas de campaña, carpas y casetas que los 'indignados' turcos habían creado en los 18 días en los que ocuparon el recinto.

Tras el desalojo, que comenzó a las 20.00 hora peninsular española de este sábado, numerosas ambulancias se dirigieron hacia la entrada del parque, en el que también se desplegaron varias tanquetas de agua a presión y un gran número de agentes.

Enfrentamientos de madrugada

Miles de personas han permanecido durante la madrugada del domingo en las calles de Estambul y han protagonizado choques en varios puntos de la ciudad con la Policía antidisturbios, que ha respondido con el lanzamiento de botes de gas lacrimógeno y con cañones de agua a presión. Hasta altas horas de la madrugada, miles de personas han intentado acceder a las calles colindantes a la plaza de Taksim, después de que la Policía irrumpiera y forzara el desalojo de la multitud que allí se congregaba.

Para evitarlo, la Policía, con el apoyo de la Gendarmería, ha cortado los principales accesos y arterias a la zona de Kadikoy, como el puente que se eleva sobre el Bósforo y que conecta con la zona asiática de Estambul. Varios cientos de personas han tratado cruzarlo y se han enfrentado a la Policía, que ha disparado botes de gas lacrimógeno. Algunos manifestantes han replicado lanzando piedras a los agentes. Numerosos conductores atrapados en el puente se han visto considerablemente afectados por la nube gas lacrimógeno resultante.

Los altercados se han extendido hasta la principal arteria comercial de la parte asiática de Estambul, donde la Policía ha recurrido también al gas lacrimógeno para dispersar a la multitud que protestaba contra el desalojo de Taksim y el parque Gezi en el barrio de Fikirtepe.

Gas lacrimógeno en un hotel

La Policía antidisturbios, incluso, ha llegado a disparar gas lacrimógeno dentro del hotel Divan, de cinco estrellas, situado cerca de la plaza Taksim, donde se refugiaban decenas de manifestantes que huían de la Policía tras asaltar la acampada.

La copresidenta del partido alemán Los Verdes, Claudia Roth, se encontraba entre las personas que huían del reguero de bombas de gas lacrimógeno y de percusión disparadas por la Policía. "Intentamos escapar y los policías nos perseguían. Era como una guerra", ha explicado a Reuters. Aparte, miles de personas han salido a las calles del barrio de Gazi, cerca del epicentro de las movilizaciones contra el Gobierno de Erdogan, para protestar contra el desalojo de la plaza y del parque homónimo.

En otros altercados registrados en los barrios cercanos, los manifestantes han utilizado vallas metálicas y publicitarias, partes del pavimento y han prendido fuego a contenedores de basura para erigir barricadas y dificultar el paso de los vehículos de la Policía antidisturbios.

En los barrios de la zona europea de Estambul, cientos de personas también han salido a las calles para manifestarse y han cortado el tráfico en los distritos de Etiler, Bakirkoy y Mecidiyekoy, donde se han repetido los enfrentamientos con la Policía, expandiéndose al centro de la capital turca, según ha informado el diario 'Hurriyet'.

De acuerdo con el balance realizado por la Asociación Médica Turca, al menos cuatro personas han muerto en las protestas celebradas durante las últimas dos semanas y alrededor de 5.000 han resultado heridas a causa de la intervención de las fuerzas de seguridad turcas.

Ankara, nuevo núcleo de protestas

Al conocerse el desalojo comenzaron protestas en otras ciudades, como la capital, Ankara, la tercera ciudad del país, Esmirna, y otras ciudades de menor tamaño como Adana, Eskisehir, Samsun y Antalya.

En Ankara y Esmirna numerosas personas comenzaron con una enorme cacerolada y gritando consignas contra el gobierno islamista moderado dirigido por el primer ministro Recep Tayyip Erdogan.

Miles de personas han comenzado a concentrarse desde este sábado en el parque Kuguilu de Ankara, convertido también en un nuevo símbolo de las protestas en la capital turca.

Nueva protesta el domingo

Poco antes de que comenzara el desalojo forzoso, los manifestantes de la plaza Taksim y del parque Gezi de Estambul anunciaron una manifestaciónmasiva para este domingo a partir de las 16.00, hora local —15.00 hora peninsular española— para recordar a los cuatro fallecidos en la ola de protestas que azota a Turquía desde hace más de dos semanas.

"A quienes preguntan qué vamos a hacer les decimos con claridad que no vamos a abandonar el parque Gezi, que se ha convertido en un símbolo", manifestó en un comunicado la Plataforma de Solidaridad de la plaza Taksim.

"La pregunta es cómo vamos a quedarnos y los pasos que se den de ahora en adelante serán decididos por aquellos que han hecho grandes sacrificios por este lugar", agrega la nota, según informó la edición digital del diario turco Hurriyet.

Cientos de usuarios de Twitter se unieron en cuestión de minutos al llamamiento de los manifestantes, que pide "un millón en Taksim".

La protesta del parque Gezi este domingo se producirá a la misma hora y a pocos kilómetros de la gran manifestación convocada por el primer ministro y su partido islamista moderado de Justicia y Desarrollo (AKP) en la plaza Kazlicesme.

El ultimátum de Erdogan

Poco antes del desalojo este sábado, el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, lanzaba un nuevo ultimátum a los manifestantes acampados en Gezi: "Lo digo abiertamente. Si este domingo está vacío (el parque), está vacío. Si no, las fuerzas de seguridad lo vaciarán. Este Estado no es vuestro juguete", avisó Erdogan ante miles de seguidores. Un ultimátum que, finalmente, no ha cumplido.

Los 'indignados' turcos decidieron a primeras horas del día que continuarían su "resistencia contra todo tipo de injusticias" y mantendrían la ocupación del parque, símbolo de unas protestas que se extendieron por toda Turquía y han dejado tres manifestantes muertos y más de 5.000 heridos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento