Grecia
Manifestantes sostienen fotografías de conocidos artistas y escritores durante una manifestación en contra del cierre de la televisió pública griega ante el Parlamento griego. EFE/Fotis Plegas G.

Los trabajadores de la radiotelevisión griega ERT continúan retransmitiendo desde una sede ocupada sus informaciones por tercer día consecutivo. El Gobierno, mientras tanto, no está dispuesto a cambiar su postura sobre el cierre y los 2.600 despidos.

Cada vez más los mensajes de apoyo que llegan desde el extranjero y el presidente del Parlamento Europeo, el socialdemócrata Martin Schultz, envió una carta al primer ministro, Andonis Samarás, en la que le pide que "reconsidere" el cierre y garantice la operatividad de la televisión pública mientras se lleva adelante la "necesaria" reestructuración.

El presidente de la Unión Europea de Radiotelevisión (EBU, en sus siglas en inglés), Jean-Paul Filippo, por su parte, viajó exprofeso a Atenas en señal de solidaridad con la plantilla de ERT y para entregar en persona una carta al ministro de Finanzas, Yannis Sturnaras, en la que se urge al Gobierno a restablecer inmediatamente la señal y a revocar el cierre de la cadena.

Nunca desde que se creó la unión europea de radiotelevisión un país cortó la señal de una televisión pública"Nunca desde que se creó la unión europea de radiotelevisión un país cortó la señal de una televisión pública", dijo Filippo en una rueda de prensa en la sede de ERT en Atenas, en la que afirmó contar con el apoyo de 51 directores de televisiones públicas "para hablar también en su nombre". El presidente recalcó la importancia fundamental de que cada país tenga un ente independiente, plural, transparente y sostenible.

También la eurodiputada verde Rebecca Harms pasó por la sede de ERT para dar su apoyo personal. En declaraciones a los medios, Harms afirmó que es importante que Grecia se haga con "una ley de medios fuerte", pues solo con ella, dijo, se puede garantizar el buen funcionamiento de la democracia.

La emisión de ERT a través de canales de internet y, de forma entrecortada por algún canal de televisión, se está manteniendo a pesar de que Sturnaras amenazó ayer con sancionar al que no detenga este tipo de actos ilegales. Si bien la ocupación comenzó ya el martes por la tarde, nada más conocerse el anuncio de cierre, oficialmente ERT dejó de existir el miércoles, con lo que, según el ministro, toda emisión es ilegal desde ese momento.

Mientras, un portavoz del ministerio de Finanzas, confirmó que el Grupo de Trabajo del Eurogrupo ha dado "luz verde" al desembolso del próximo tramo de rescate por valor de 3.300 millones de euros y afirmó que el cierre de ERT "contribuyó" a esa decisión.

Una de las críticas que se han formulado a Samarás desde la oposición ha sido precisamente haber forzado el ritmo de ajuste para satisfacer a la troika de acreedores, aún más tras el fracaso de la operación de venta de la empresa gasística DEPA a la rusa Gazprom, de la que el Gobierno se prometía ingresos por unos 1.000 millones de euros.

Todos los medios de comunicación seguirán en huelga hasta el lunesMiles de personas acudieron nuevamente hasta la sede central de ERT, en las afueras de Atenas, para protestar contra la decisión del Gobierno. Al mismo tiempo, algunos trabajadores del ente público trasladaron su protesta a la Plaza de Syntagma, en el centro de la ciudad, y ante el Parlamento desplegaron una inmensa pancarta que decía: "ERT no está a la venta".

Todos los medios de comunicación, tanto prensa escrita como radios y televisiones, anunciaron entretanto que seguirán en huelga hasta el próximo lunes, con excepción de los digitales que informan sobre los acontecimientos en torno al cierre de ERT o retransmiten su señal.

Para el lunes está prevista una reunión de los tres líderes de la coalición, en la que se abordará la crisis de Gobierno desencadenada por una decisión tomada unilateralmente por Samarás. También para el lunes se espera que el Consejo de Estado (tribunal supremo de contenciosos administrativos) se pronuncie sobre la petición del comité de empresa de ERT de imponer una medida cautelar contra el cierre