Gao Ping
El supuesto líder de la trama china de blanqueo de capitales, Gao Ping. Archivo

La sección tercera de la Audiencia Nacional ha confirmado el reingreso en prisión dictado el pasado abril por el juez Fernando Andreu de Gao Ping, supuesto líder de la trama china de blanqueo de capitales desmantelada en la operación Emperador, por la influencia que puede tener en testigos del caso.

La sección tercera asegura que unas nuevas conversaciones telefónicas demuestran de forma patente que Gao Ping era el "director supremo" de la trama Ping y una veintena de imputados, entre ellos los cabecillas de la red, fueron excarcelados a finales de noviembre por un error judicial avalado por el tribunal que este miércoles confirma la prisión, y unos meses después, en abril, el juez volvió a enviar a la cárcel a varios de ellos con base en que se habían hallado nuevas pruebas.

En un auto, la sala desestima ahora el recurso contra la prisión presentado por la defensa de Gao Ping porque entiende que se han encontrado pruebas que sustentan el riesgo de que influya en testigos y que confirman que era el "director supremo" de la trama de blanqueo.

Respecto a lo primero, la sección tercera indica que la Fiscalía aportó para pedir la prisión la declaración de una testigo protegida el pasado 7 de febrero, cuando Gao Ping ya estaba en libertad, en la que la mujer mostraba su temor "no por la deuda" que tenía con la organización y cuya mitad ya había pagado, sino por el solo hecho de prestar declaración ante el juez.

La testigo explicó que temía que declarar "ante el juez" podría ser considerado por Gao Ping y otros imputados que, según ella, actúan bajo las órdenes directas del líder, como "una traición".

En cuanto a la confirmación de que Gao Ping fuera el cabecilla de la red, la sección asegura que unas nuevas conversaciones telefónicas demuestran de forma patente que era el "director supremo de la facción dedicada a la conminación violenta de cuantos se oponen a los intereses de la organización".

"Basta con la constatación de este dato para estimar razonada y razonable la adopción de la medida" de reingreso en prisión, añade la sala, que destaca también el riesgo de fuga de Gao Ping y rechaza así la nulidad alegada por su defensa, que afirmaba que no había nuevos argumentos para encarcelarlo.

Error judicial

Ping y una decena de presuntos cabecillas de la trama salieron a finales de noviembre de prisión, donde habían ingresado en octubre —cuando se llevó a cabo la operación Emperador—, después de que Andreu ordenara su excarcelación por un error judicial.

El juez decretó la puesta en libertad de Ping, su mujer, Lizhen Yang, y los supuestos responsables de la red de blanqueo a raíz de que la sección tercera de la Audiencia declarara ilegal la prórroga de las detenciones dictadas por Andreu en octubre, debido a que había alargado su arresto policial más allá de las 72 horas legales.

En abril, el magistrado volvió a enviar a la cárcel a varios, entre ellos Ping, su mujer, el presunto líder del aparato extorsionador, Li Haibo, y uno de los lugartenientes de Ping, Wei Li.

La sección tercera, presidida por el magistrado Alfonso Guevara, también ha confirmado en otro auto la prórroga del secreto de sumario recurrida por uno de los imputados en el caso Emperador.