Los antidisturbios turcos lanzan gases lacrimógenos a miles de manifestantes en Ankara

Los manifestantes turcos lanzan bengalas en la plaza Taksim de Estambul.
Los manifestantes turcos lanzan bengalas en la plaza Taksim de Estambul.
EFE

La policía antidisturbios turca empleó este sábado cañones de agua a presión y gases lacrimógenos contra miles de manifestantes que marchaban hacia la céntrica plaza Kizilay, en Ankara, según mostró en directo la televisión Halk.

Varias marchas, en las que participaban unas 10.000 personas, se dirigían a esa plaza en solidaridad con las manifestaciones antigubernamentales que desde hace más de una semana sacuden las principales ciudades de Turquía.

Las protestas comenzaron en la capital turca en un aire festivo cantando, tocando vuvuzelas y lanzando consignas con gente procedente de diversos barrios de Ankara, que se agruparon en el centro de la ciudad.

La policía intervino cuando los manifestantes se aproximaban a la plaza, en la que pretendían concentrarse, y tras cortar el tráfico en los alrededores de ese céntrico lugar.

La policía dispersó la marcha con cañones de agua a presión y gases lacrimógenos lanzados desde blindados, mientras que los antidisturbios crearon un perímetro de seguridad alrededor de la plaza.

Tras unos enfrentamientos en los alrededores de la plaza, numerosos blindados y agentes custodian Kizilay después de haberse dispersado la protesta.

En otros barrios de la capital turca, como ha sucedido en la última semana, la gente salió de sus casas para participar en una "cacerolada" o se unió a ella desde sus balcones y ventanas. En algunos barrios se registraron también concentraciones de protesta, según el sitio web de la oposición turca Sendika.

Marchas en Estambul

Este sábado, una semana después de que comenzaran las protestas, la población ha mostrado su solidaridad con los manifestantes acampados en Taksim de Estambul y las plazas de otras grandes ciudades turcas y hasta los aficionados de los tres principales equipos de fútbol de Estambul, Besiktas, Fenerbahçe y Galatasaray partieron en marchas conjuntas por el centro de Estambul.

Entre las manifestaciones, una marcha reivindicativa de miles de mujeres hasta la plaza Taksim de Estambul subrayó este sábado su papel en la revuelta turca, con eslóganes como "Corre, Tayyip, que vienen las mujeres" o "Cállate, Tayyip, que ahora hablan las mujeres".

Ha habido alusiones a la petición de Erdogan de que cada mujer debe tener al menos tres hijos: "¿De veras quieres que tenga tres hijas y salgan como yo?". Se quejan de que el actual Gobierno no ha hecho nada para atajar el acoso a las mujeres en el espacio laboral y que "la realidad es peor aún que las leyes".

"Las mujeres formamos parte de esto como siempre hemos formado parte de todas las manifestaciones; hay un movimiento femenino muy fuerte en Turquía", recuerda Yagmur Demir, 26 años, ingeniera química recién graduada.

Aunque Erdogan no ha hablado de desalojar a los acampados de Taksim, éstos ya se han preparado y han levantado barricadas para defenderse. "Que nos ataquen. No nos pueden parar", gritaba este sábado a través de la megafonía un miembro del Partido Comunista Turco, encaramado al techo de una furgoneta en el centro de la plaza, ante una multitud de manifestantes.

La protesta comenzó a raíz del anuncio de la tala de árboles centenarios de la plaza Taksim para la construcción de un centro comercial, pero la violenta represión policial contra los manifestantes provocó una movilización aún mayor para denunciar lo que consideran autoritarismo de Erdogan.

Investigación por los abusos policiales

Mientras, el gobierno de la provincia de Esmirna ha anunciado la apertura de una investigación sobre la violencia empleada por las fuerzas policiales contra los manifestantes en un intento de aplacar las críticas por un vídeo en el que se puede ver a un agente arrastrando del pelo a una joven. También hay imágenes de manifestantes apaleados por los policías con sus porras. Tres de los implicados están ya suspendidos de empleo.

Igualmente se investigan las imágenes de policías de paisano armados con palos y golpeando a los manifestantes en Esmirna. La propia Policía ha reconocido que los protagonistas de estos incidentes eran agentes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento