Magdalena de Suecia y Christopher O'Neill se dan el "sí quiero"

  • Magdalena de Suecia y Christopher O'Neill se conocieron hace dos años gracias a un grupo de amigos comunes.
  • La ceremonia fue oficiada por Lars-Göran Lönnemark, obispo emérito, en la capilla del Palacio Real, donde se han celebrado ya cinco bodas reales.
  • Charléne de Mónaco acudió sin Alberto, que oficialmente estaba en una fiesta de un club náutico, lo que acaparó la mayor parte de los comentarios.
La princesa Magdalena de Suecia y Christopher O'Neill durante su enlace nupcial.
La princesa Magdalena de Suecia y Christopher O'Neill durante su enlace nupcial.
EFE

Los festejos nupciales de la princesa Magdalena, hija menor de los reyes de Suecia, y el financiero estadounidense Christopher O'Neill se celebraron este sábado bajo un sol radiante en Estocolmo, que recibía así su segunda boda real en tres años, tras la de la heredera al trono, Victoria.

Los invitados, entre ellos Charléne de Mónaco sin Alberto y los príncipes herederos de Noruega y Dinamarca, Haakon y Federico, desfilaron por la alfombra roja ante la capilla del Palacio Real, donde se ofició la ceremonia.

Los festejos son menos vistosos que los hechos para la boda de la princesa Victoria y Daniel, en 2010, por tratarse Magdalena de la cuarta en la línea de sucesión al trono de Carlos XVI Gustavo de Suecia.

Sin embargo, la buena temperatura —25 grados— y el sol sobre la capital sueca propiciaron la presencia de centenares de ciudadanos ante la capilla para seguir la llegada de los invitados y ver a Magdalena, que llevaba un traje de Valentino.

La noche anterior tuvo lugar un banquete en presencia de los reyes Carlos Gustavo y Silvia, así como Victoria y Daniel y el único hijo varón de la casa real, Carlos Felipe, y su novia, Sofia Helqvist.

Rumores de ruptura en Mónaco

La presencia de Charlène sola, oficialmente porque su esposo Alberto estaba en una fiesta de un club náutico en su principado, acaparó los comentarios apuntando a una eventual crisis en la pareja.

Se da el caso de que Alberto acudió asimismo solo a la ceremonia de entronación como reyes de Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda, lo que desató algunos rumores.

La otra fuente de comentarios fue la novia de Carlos Felipe, una actriz con cierto pasado erótico, lo que no impedirá que en breve se anuncie, según todos los indicios, la fecha de la que sería la siguiente boda real en Estocolmo.

La máxima presencia, en lo que respecta a familias reales europeas, procede de Noruega y Dinamarca, mientras que no acudieron representantes de la casa real española ni tampoco de la holandesa.

En el Palacio Real

La boda ha sido oficiada por Lars-Göran Lönnemark, obispo emérito, y por Michael Bjerkhagen, predicador de la congregación de la corte sueca.

La capilla del Palacio Real apenas ha sufrido retoques desde su inauguración en 1754 y es la iglesia de la parroquia de la corte sueca.

En esta capilla se han celebrado hasta ahora cinco bodas reales, la última en 1974 entre la princesa Cristina, tía de Magdalena, y Tord Magnusson.

Tras la ceremonia, se dispararon veintiuna salvas desde las cercanas instalaciones militares de Skeppsholmen antes de que los novios desfilaron en carroza por el centro de Estocolmo.

La boda culmina una relación que comenzó hace más de dos años, cuando la pareja se conoció a través de un grupo de amigos comunes, poco después de la ruptura de la princesa con quien fue su novio durante siete años, Jonas Bergström, por el escándalo por las infelidades de éste aireadas por los medios.

La pareja tiene previsto seguir viviendo en Nueva York, ya que Magdalena quiere continuar con su trabajo y O'Neill con el suyo en el mundo de las finanzas, por lo que ha renunciado a recibir un título real.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento