Carabinieri
Unos vehículos de la policía italiana. FLICKR / daniel_philpott

Un niño de dos años ha fallecido este jueves en Italia asfixiado por el calor generado dentro del coche en el que sus padres le habían olvidado. Los hechos han ocurrido a las afueras de la localidad de Piacenza, al norte del país, según informa el Corriere della Sera.

Según las primeras investigaciones policiales, en el interior del vehículo la temperatura llegó a ser de 60 grados centígrados, y el cuerpo del menor fallecido Luca Albanese fue hallado con una temperatura superior a los 40 grados.

Tras ser informados de lo ocurrido, los padres del menor tuvieron que ser ingresados en un hospital de la zona en estado de shock y con síntomas de ansiedad. El padre del niño, Andrea, de 39 años, está siendo investigado por homicidio involuntario y abandono de menores.

Las investigaciones para aclarar los hechos continúan a la espera de que los forenses realicen la autopsia al cadáver. El funeral por el fallecido tendrá lugar este próximo sábado.