La Ertzaintza revisa los vídeos y busca posibles restos de ADN en el gimnasio del falso 'shaolín'

  • Los investigadores creen que puede haber matado a más personas.
  • De momento, las dos víctimas mortales son dos mujeres: Maureen y Jenny.
  • A la primera la golpeó con una maza y le hizo numerosos cortes con cuchillos, según fuentes de la investigación.
  • La Ertzanitza cree que puede guardar objetos de sus víctimas como fetiche.
Efectivos de la policía científica de la Ertzaintza salen con diferentes enseres, por segundo día, tras el registro efectuado en el gimnasio del maestro de artes marciales Juan Carlos Aguilar.
Efectivos de la policía científica de la Ertzaintza salen con diferentes enseres, por segundo día, tras el registro efectuado en el gimnasio del maestro de artes marciales Juan Carlos Aguilar.
Alfredo Aldai / EFE

La Ertzaintza revisa vídeos y busca restos de ADN en el gimnasio de Bilbao que regentaba el falso maestro 'shaolín', Juan Carlos Aguilar, que ingresó este miércoles en prisión acusado del asesinato de dos mujeres, para descartar que haya matado a más personas.

A la Policía vasca no le consta que se hayan presentado denuncias de desaparición de otras mujeres que puedan estar vinculadas a este caso y por el momento no ha descubierto evidencias de que Aguilar haya cometido otros asesinatos. Sin embargo, trabaja con la hipótesis de que pueden no ser sus únicas víctimas, según fuentes de la investigación consultadas por 20minutos.

Dado el "modus operandi" utilizado para dar muerte a la senegalesa Maureen Ada Otuya y a la colombiana Jenny Sofía Rebollo, especialistas en Policía Científica de la Ertzaintza continúan con una inspección minuciosa tanto del gimnasio, como de la casa del detenido y de su coche. Los investigadores llevan ya cuatro días inspeccionando "al milímetro" cada una de sus dependencias, donde tratan de averiguar si hay restos de ADN de otras personas.

Según sus sospechas, un agresor de este tipo suele guardar objetos de sus víctimas como fetiches, por eso se están analizando cuidadosamente su gimnasio y su casa, buscando posibles objetos femeninos.

El presunto asesino tenía al parecer en el gimnasio vídeos, por lo que los investigadores también están revisando todo ese material por si aparecen en él imágenes de mujeres a las que podría haber filmado y asesinado.

El propio director de la Ertzaintza, Gervasio Gabirondo, no descarta la hipótesis de más muertes por la crueldad y peculiar forma de actuar de este falso maestro shaolín de kung-fu, que descuartizó a su primera víctima, la mujer colombiana, y torturó a la segunda hasta dejarla en coma durante casi tres días hasta que este miércoles falleció.

Análisis de cuchillos y catanas

Según las fuentes consultadas, a la primera la golpeó con una maza para dejarla sin sentido. Luego le hizo muchos cortes, pero sin provocarle la muerte con el único objetivo de hacerla sufrir.  La unidad científica está analizando los puñales, cuchillos y catanas hallados en su poder para ver si hay restos de ADN distintos a los de las dos víctimas.

El atestado policial realizado por la Ertzaintza no refleja que Aguilar padezca enfermedades psiquiátricas, sino que sólo menciona el tumor cerebral que el presunto asesino asegura que se le había diagnosticado hace dos años.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento