Star Chart - Golden Age - Close Up
Detalle del mapa estelar diseñado por el estudio Dorothy y dedicado a la Edad de Oro de Hollywood © Dorothy

Las constelaciones se llaman Con faldas y a lo loco, Eva al desnudo, Casablanca, Vértigo, Toro Salvaje, Blue Velvet, El Padrino... Las estrellas que las forman reciben el nombre de los directores, actores y actrices que trabajaron en las películas.

El estudio de diseño Dorothy, en Mánchester (Reino Unido), presenta un conjunto de dos litografías en las que han trabajado con empeño durante casi un año. Hollywood Star Charts (Mapa estelar de Hollywood) es un ejercicio artístico que convierte la historia del cine estadounidense desde 1927 hasta ahora en una bóveda celeste.

Golden Age (Edad de Oro), la primera de las láminas, recrea la posición de las estrellas sobre Los Ángeles el día 6 de octubre de 1927, cuando se estrenó El cantante de jazz, dirigida por Alan Crosland y considerada la primera película sonora. Alrededor de la constelación que representa al largometraje el mapa recopila 62 títulos más entre los que están King Kong (Merian C. Cooper y Ernest B. Schoedsack, 1933), El Mago de Oz (Victor Fleming, 1939), Lo que el viento se llevó (Victor Fleming, 1939), De aquí a la eternidad (Fred Zinnemann, 1953) o El crepúsculo de los dioses (Billy Wilder, 1950)

Modern Day (Tiempos modernos) —la segunda litografía— reproduce la situación de las estrellas en Nueva York el día 16 de junio de 1960, cuando en el Teatro DeMille de la ciudad se estrenó Psicosis (Alfred Hitchcock, 1960). "Con sus nuevos acercamientos a la narrativa, la caracterización y la representación de la violencia, se contempla como una película clave para el comienzo de la era postclásica de Hollywood", dicen los diseñadores justificando su elección.

Esta segunda lámina la componen 108 títulos que mezclan clásicos como El silencio de los corderos (Jonathan Demme, 1991), Uno de los nuestros (Martin Scorsese, 1990), Apocalypse Now (Francis Ford Coppola, 1979) y largometrajes más recientes como Lost in translation (Sofia Coppola, 2003) y Avatar (James Cameron, 2009).

"Un trabajo complejo y a veces frustrante"

El estudio ha seleccionado las películas para sus "mapas estelares" por estar en el listado del Registro Nacional de Películas Estadounidenses (que garantiza la conservación de los títulos más importantes), haber sido premiadas en los Óscar o por tener "un importante significado cultural, histórico y estético", pero también se han permitido agregar algunos títulos por los que sienten debilidad.

Los muchos conflictos entre la forma y el contenido tardaron meses en resolverseRespetar la posición de las estrellas en un día específico hizo del diseño en un proceso laborioso. "Colocar las películas de una manera que permitieran a las estrellas conectarse fue un trabajo complejo y a veces frustrante", dice Ali Johnson, diseñadora y cofundadora de Dorothy, que pone como ejemplo lo difícil que resultó mantener la cercanía entre La ventana indiscreta (Alfred Hitchcock, 1954) y Qué bello es vivir (Frank Capra, 1946) —que comparten a James Stewart como protagonista— y también con Solo ante el peligro (Fred Zinnemann, 1952), porque en ambas actúa Grace Kelly.

Los muchos conflictos entre la forma y el contenido tardaron meses en resolverse, pero no impidieron que una vez terminada la primera bóveda celeste, decidieran lanzarse a hacer la segunda, que en origen no estaba planeada.