Elpidio José Silva
Elpidio José Silva, titular del juzgado de instrucción número 9 de Madrid EFE

"Singular", "polémico" y "contundente". Con estos tres calificativos describen en el ámbito jurídico a Elpidio José Silva Pacheco, el juez que ha decretado prisión incondicional sin fianza para el ex presidente de Caja Madrid Miguel Blesa por la compra del City National Bank de Florida.

Pocas cosas se conocen del juez del Juzgado número 9 de Instrucción de Madrid , de 54 años, pero su proceder en este caso —citar a un imputado nada más admitir a tramite una querella para que comparezca ante él ese mismo día de forma urgente—, ha causado sorpresa en el mundo judicial.

En 2008, el Consejo General del Poder Judicial trató de incapacitarle porque no estaba en condiciones para seguir ejerciendo la función judicial,Silva Pacheco tiene fama de "singular" en sus decisiones y "contundente" de carácter. Los dos autos consecutivos que dictó el pasado 16 de mayo parecen fieles a estos adjetivos.

En ellos recurrió a símiles marinos —"ante la presencia de un tsunami no existe peor o mejor tumbona para pasar la tarde tomando el sol" , "aquí la tormenta perfecta no dependió de constantes climatológicas" —y tildó la conducta de Blesa de "aberrante".

Otras decisiones suyas no han estado exentas de polémica, la más reciente la que tomó el pasado abril de imputar a la decana del Colegio de Abogados de Madrid, Sonia Gumpert, por la denuncia que presentaron los otros candidatos durante los incidentes registrados en su jornada electoral.

El titular del juzgado de instrucción número 9 de Madrid decidió imputar a la decana y a toda su junta directiva después de incorporarse de una baja y contradiciendo la resolución de la jueza que lo sustituyó de archivar el caso.

Ordenó de esta manera revocar el sobreseimiento libre de la causa, que permitió a Gumpert y a su equipo tomar posesión, y dictó que se siga tramitando por la posible comisión de un delito de descubrimiento y revelación de secretos.

Según fuentes del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), sobre el magistrado pesa, desde septiembre de 2010, una sanción con una multa de 6.000 euros por falta grave de incumplimiento del deber de diligencia, y también se le han abierto expedientes y alguna otra sanción que luego anuló el Tribunal Supremo.

El órgano de los jueces también le investiga por su retraso injustificado en la tramitación de los procedimientos y por falta de motivación de sus resoluciones y por su desconsideración hacia el personal de su juzgado, según ha publicado El País.

Dos faltas muy graves y una grave

El CGPJ le abrió el pasado mes de abril un expediente disciplinario por dos faltas muy graves y una grave. Las faltas muy graves, de ser confirmadas, conllevan, entre otros, la separación de la carrera judicial.

En 2008, el mismo órgano trató de incapacitarle porque no estaba en condiciones para seguir ejerciendo la función judicial, debido a las múltiples denuncias y sospechas de irregularidades en su actuación con la toga. Los médicos dictaminaron en contra de su incapacitación.

Silva Pacheco es también el juez que se negó a ser juzgado. Fue denunciado por no pagar el alquiler de su casa y no acudió al juicio contra él.

Fue finalmente condenado en rebeldía en 2009 por su colega del juzgado de primera instancia número 70 de Madrid a pagar los 7.115 euros que debía a la propiedad del piso, cantidad que luego consignó.

Experiencia en tres países

Nacido en Granada, fue el número uno de su promoción y premio extraordinario de licenciatura. Lleva 22 años en la judicatura, cinco ellos ejerciendo como magistrado-juez de instrucción en Madrid. Anteriormente, estuvo destinado como magistrado de la Audiencia Provincial de Cuenca (2005-2008) y previamente en la de Las Palmas (2001-2005).

Fue asimismo titular del Juzgado de lo Penal y de Vigilancia Penitenciaria de Ceuta y de diversos juzgados de primera instancia e instrucción, concretamente en Lora del Río (Sevilla), Aracena (Huelva) y San Roque (Cádiz).

Se formó en la Université Panthéon-Assas (París 2), en la Universidad de Cádiz y en la Università di Bologna (Italia). Además, ejerció un mes como juez del Tribunal de Grande Instance d' Ajaccio (Francia).