Una trabajadora en su oficina
Una trabajadora en su oficina. GTRES

Somos seres conectados hasta el punto de que nuestra dependencia de Internet se ha convertido en algo manifiesto. De hecho, más de un tercio (39%) de los trabajadores europeos se plantearía, incluso, dejar su empleo si se les dijera que no pueden utilizar su dispositivo móvil para trabajar.

La mayoría no cree que su organización les proporcione las herramientas y aplicaciones móviles para ser productivos  La cifra procede de un estudio de VMware, líder global en virtualización e infraestructura cloud, que pone de manifiesto que las empresas deben mejorar sus procesos para dar a los empleados las herramientas móviles más adecuadas para fomentar la productividad.

En este sentido, el texto destaca la presión que sufren las empresas europeas por el uso de dispositivos móviles y aplicaciones en el lugar de trabajo.

La mayoría (64%) de los empleados de oficinas europeas no cree que su organización les proporcione las herramientas y aplicaciones móviles que necesitan para ser productivos y eficientes, ni políticas de movilidad que aporten flexibilidad para trabajar con eficacia cuando se desplazan (63%).

Sin embargo, a día de hoy, los departamentos de TI (Tecnología de la Información) no pueden cubrir las necesidades de los empleados. De hecho, el estudio europeo, dirigido por Vanson Bourne bajo encargo de VMware, desvela que casi la mitad de los responsables de TI (47%) no cree que su departamento pueda cubrir las necesidades de la plantilla de la empresa en cuanto a móviles.

Retener el talento

Lo que sí resulta importante es que las empresas están reconociendo que las políticas de "Trae Tu Propio Dispositivo" (BYOD, del inglés Bring Your Own Device) pueden impulsar la productividad y satisfacción del empleado y por tanto están planteándose tomar medidas.

Casi tres cuartos (72%) de los responsables de TI han afirmado que han implantado o pretenden implantar BYOD y un tercio (33%) de los encuestados dijo que era para atraer y retener personal con talento.

Es más, casi más de la mitad (54%) de los jefes de TI encuestados contestó que están diseñando o diseñarán sistemas y políticas en 2013 que dan por supuesto que los empleados son móviles y acceden a los datos de modo remoto por norma general, no como caso excepcional.

Riesgos de seguridad

La encuesta destaca también los riesgos de seguridad que acechan a los departamentos de TI que no se implican. Casi dos tercios (62%) de los jefes de TI creen que se almacena la información de la empresa en dispositivos particulares y casi la mitad (49%) sospecha que la información podría ser confidencial.

Y lo cierto es que sus sospechas son legítimas: Sólo un tercio (35%) de los empleados cuestionados sabía con seguridad que los datos almacenados en sus dispositivos particulares no era confidenciales, lo que significa que la amplia mayoría no podía asegurarlo con certeza.