Vivienda en venta
El cartel de Se Vende en el portal de un edificio de pisos. CH. LIZARRALDE

El proceso de ajuste de los precios de la vivienda comenzó en el segundo trimestre de 2008. O sea, que desde esa fecha los pisos comenzaron a abaratarse y no han dejado de hacerlo. Según el Banco de España, desde ese momento de 2008, el precio de la vivienda ha caído un 34,4% en términos reales.

Su Informe Anual 2012 indica que esta tendencia a la baja ha continuado en el inicio de 2013 "a un ritmo ligeramente más atenuado". En todo caso, dado el "intenso" ritmo de descenso del número de visados de vivienda en la segunda parte de 2012, "cabe esperar que la inversión residencial continúe cayendo en 2013".

Cabe esperar que la inversión residencial continúe cayendo en 2013Eso mismo asegura la Comisión Europea (CE). En el examen de la economía española que dio a conocer la pasada semana prevé que los precios de la vivienda seguirán cayendo al menos hasta 2014. En cambio, Bruselas calcula que el descenso acumulado desde 2007 apenas supera el 30%.

Según la CE, la vivienda explica casi la mitad de los 3,6 millones de puestos de trabajo que se han destruido durante la crisis. Es más, según Bruselas, la vivienda es la primera causa de los problemas fiscales del Estado y del rescate a la banca.

Considera la CE que la vivienda –que es el activo que supone el 87% de la riqueza financiera de las familias españolas– aún dará serios quebraderos de cabeza al conjunto de la economía española.

El mapa de la vivienda es dispar

El Banco de España apunta que en 2012 la inversión residencial "continuó limitada por la profundidad de la corrección de los excesos inmobiliarios del pasado" y retrocedió por quinto año consecutivo.

El informe describe el momento del sector en tres claves:

  • Entorno de debilidad de la demanda de vivienda
  • Continúa la trayectoria descendente de los precios inmobiliarios
  • Persiste un elevado excedente de viviendas sin vender, que retrasa el inicio de nuevas construcciones

Madrid, Aragón, País Vasco, Asturias y Galicia no tienen tanto excedente de viviendaNo obstante, el banco advierte de que el mapa nacional describe escenarios bien distintos; una evidente disparidad regional. En ese sentido, afirma que el grado de absorción de las viviendas no vendidas "sugiere que el eventual punto de reactivación de la inversión residencial puede llegar antes en unas zonas geográficas que en otras".

En particular, explica, se aprecia una elevada concentración del exceso de oferta en regiones costeras con una alta presencia de segundas residencias, en las que el auge inmobiliario fue especialmente intenso, y el volumen actual de compraventas de vivienda nueva, muy reducido.

Otras regiones, como Madrid, Aragón, País Vasco, Asturias y Galicia, se caracterizan por tener un volumen de viviendas sin vender "mucho más reducido en relación con el parque total".