Esteban González Pons
El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons. EFE/Sergio Barrenechea

El vicesecretario general de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons, afirmó este domingo que la emigración de jóvenes en busca de mejores oportunidades tiene una lectura dolorosa y otra positiva y esa última es que trabajar en la UE no significa trabajar en el extranjero, sino en casa.

"La salida de nuestros jóvenes a trabajar al exterior tiene dos lecturas: una es dolorosa porque se marchan porque no tienen empleo en España, pero otra es positiva y esa es cuando van a la Unión Europea (UE)", señaló en la clausura del debate 'Los nuevos emigrantes' celebrado en Bruselas.

"No podemos considerar que trabajar en la UE es trabajar en el extranjero, porque si lo hacemos así, nos estamos equivocando", señaló González Pons, quien también afirmó que "en la medida en que estén (los jóvenes) en la UE están en casa", desde un punto de vista de "patriotismo europeo", explicó.

Con esto no quiere "en absoluto devaluar el problema que España tiene con el desempleo juvenil", recalcó González Pons, quien indicó que se han marchado 300.000 jóvenes desde que comenzó la crisis y 60.000 personas solo el año pasado, la mayoría jóvenes.

En opinión del vicesecretario general del PP eso significa dos cosas: que los jóvenes españoles están "muy preparados" y que el mercado laboral español "está poco preparado y no puede ofrecer una salida laboral a los jóvenes".

"No sobreviviremos sin los jóvenes"

"España puede sobrevivir con muchos parados solo apoyándose en la solidaridad y ayudándonos unos a otros, pero no puede sobrevivir sin sus jóvenes, perdiendo a una generación, porque es imposible seguir viviendo sin futuro" aseguró.

Podemos tener muchísimos parados, seremos más solidarios, repartiremos más y mejor, pero si nos quedamos sin los jóvenes y sin futuro simplemente no habrá nada que repartir", añadió.

Debe existir una libertad para poder irse contrarrestada con una libertad para poder venirEn opinión de González Pons, "tiene que ser fundamental que exista una libertad para poder irse que esté contrarrestada con una libertad para poder venir", tanto para que los españoles puedan regresar como para que los demás europeos puedan trabajar en España.

En este sentido, consideró muy importante la próxima cumbre europea de junio, que abordará el problema del desempleo juvenil y en la que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, defenderá la necesidad de un plan para este segmento de la sociedad y buscará alguna fórmula para que la financiación bancaria llegue a las pymes, afirmó.

"Si en España conseguimos que vuelva a haber empleo para los jóvenes, conseguimos que vuelva a haber crédito para pymes, volverá a haber consumo y con el consumo España estará en condiciones de ser una de las locomotoras que saque Europa de la recesión", indicó en el acto, en el que un grupo de jóvenes se indignó al no poder contar la otra cara de la emigración y abandonó la sala.