Un grupo de trabajo decidirá los usos de la Torre Mornau según los intereses municipales

La Generalitat de Catalunya, el Institut Català del Sòl (Incasòl) y los ayuntamientos de Pau, Castelló d'Empúries y Peralada (Girona) han acordado la creación de una mesa de seguimiento de la finca de Torre Mornau para preservarla y definir sus usos según las necesidades del territorio.
Torre Mornau
Torre Mornau
INCASÒL

La Generalitat de Catalunya, el Institut Català del Sòl (Incasòl) y los ayuntamientos de Pau, Castelló d'Empúries y Peralada (Girona) han acordado la creación de una mesa de seguimiento de la finca de Torre Mornau para preservarla y definir sus usos según las necesidades del territorio.

En un comunicado este domingo, el Incasòl ha explicado que el acuerdo permite continuar con las actividades agrícolas de carácter ecológico que se desarrollan actualmente, a la vez que garantiza la "gestión coordinada con los ayuntamientos y la implicación del territorio".

La mesa se reunirá de manera periódica y será el órgano de diálogo entre la Generalitat —propietaria de los terrenos— y los organismos locales para "establecer los usos más adecuados según las peculiaridades de la finca".

El Incasòl adquirió en 2006 la finca Torre Mornau, situada entre los municipios de Pau, Castelló d'Empúries y Peralada, con una superficie total de 118 hectáreas, de las cuales 27,9 están incluidas en el espacio de reserva integral del Plan Especial de Interés Natural de los Aiguamolls del Empordà.

Torre Mornau es un conjunto de edificaciones articuladas alrededor de un gran patio central, con una superficie total de 5.345 metros cuadrados, que cuenta con una masía del año 1945 a la que se han añadido otras edificaciones, todas ellas vinculadas al ámbito rural, como almacenes, establos y pajares.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento