La oposición al completo denuncia que Feijóo "compra voluntades" con promesas de trabajo en minería que "no van a ser"

Alertan de las consecuencias de la contaminación por falta de control de la Xunta a multinacionales a modo de "proceso colonial"
Manifestación en contra de la megaminería en Santiago de Compostela
Manifestación en contra de la megaminería en Santiago de Compostela
EUROPA PRESS

Representantes de los tres grupos políticos en la oposición —PSdeG, AGE y BNG— han acudido este domingo a la manifestación multitudinaria, que ha unido en Santiago a diversos colectivos de toda Galicia contra proyectos de "megaminería salvaje", para denunciar el papel de la Xunta que preside Alberto Núñez Feijóo de no ejercer "ningún tipo de control" sobre multinacionales foráneas a modo de "proceso colonial", al tiempo que le han acusado de "compra de voluntades" y que "se aproveche de la desesperación de la gente" para "prometer unos trabajos que nunca van a ser".

De este modo, en declaraciones a los medios el diputado socialista Francisco Caamaño se ha referido al papel de la Xunta que "en vez" de estudiar las propuestas de las mineras y "exigir garantías", "lo primero que hace es anunciar puestos de trabajo que no existen" de forma que "con la presión social del trabajo" se influya en "quienes tienen que hacer las declaraciones de impacto ambiental".

Sobre esta cuestión, ha recriminado que "se aprovechen los recursos naturales gallegos, cuando ya prácticamente no existen, a costa de la salud de las personas y del medio ambiente".

En concreto, se ha referido al "boquete inmenso" que se pretende hacer en la mina de Corcoesto "en donde depositar 5.000 toneladas de cianuro", incrementadas "de otras tantas toneladas de arsénico", por lo que "al lado de eso nadie quiere vivir".

Y es que Caamaño ha llamado la atención sobre que en el año 1868, con motivo de la llegada de grandes empresas francesas y alemanas para explotar minas, los liberales de la época hicieron una ley de minas que cree para protectora con el medio, mientras ahora "hay minas de oro que quieren pagar a un euro el metro cuadrado". Por ello, ha emplazado a Feijóo a que, "si no aplica la legislación de hoy en día, que aplique la de 1868".

Beiras llama a la ocupación del territorio

Por su parte, el líder de AGE, Xosé Manuel Beiras, ha denunciado "el plan vandálico" de minería del Gobierno gallego, que "va a dejar al país con las tripas al aire", de forma que ha hecho una llamamiento a "la ocupación del territorio" con "acampadas de gente" mediante "relevos con gente de toda Galicia". "La tierra es de los ciudadanos y no de estos bestias", ha sentenciado.

Así, el diputado de AGE Antón Sánchez ha hecho hincapié en "el éxito de asistencia" contra el proyecto de la Xunta "para ocho años, en el que se destruirá gran parte del territorio" con técnicas extractivas "super agresivas, propias de una economías subdesarrollada".

De este modo, considera "escandaloso" que el presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, "se aproveche de la desesperación de la gente" para "prometer unos trabajos que nunca van a ser". A modo de ejemplo, se ha referido al "engaño" de que en Corcoesto va a haber 1.800 trabajadores, cuando "en la práctica va a haber entre 50 y 100".

Junto a esto, Antón Sánchez ha denunciado "el uso torticero" de la legislación por parte de la Xunta para "beneficiar" a las empresas mineras, pues "la declaración de la mina de Corcoesto es una vergüenza".

VENCE:

"la contaminación va a afectar a generaciones"

También declaraciones a los medios durante esta protesta, el portavoz nacional del BNG, Xavier Vence, ha denunciado "este proyecto absolutamente irresponsable de abrir el país en canal para las mineras multinacionales por parte de la Xunta de Galicia, sin ningún tipo de proyecto de país" y "rentabilización de los recursos naturales", que "se ponen en manos de las multinacionales".

Al respecto, ha reprochado que no haya "ningún tipo de control medioambiental", de forma que "se corre riesgo de una gravísima contaminación" que "va a afectar a futuras generaciones".

Y es que recrimina que el Gobierno de Núñez Feijóo da el visto bueno a un plan de explotación "desordenado" en base "a los propios intereses de las empresas mineras", con estudios realizados "con recursos públicos" para "su propio interés".

Así, carga contra "un proceso colonial" de las empresas mineras de "compra de voluntades que afecta al Partido Popular", mientras en la web de la multinacional canadiense Edegewater, "aparece al lado del proyecto que la empresa tiene en Ghana, el que tiene en Galicia con la foto del señor Núñez Feijóo como principal apoyo".

Además de los tres partidos con representación parlamentaria en la oposición, han acudido a esta cita miembros de diversas formaciones políticas minoritarias como Compromiso x Galicia, UPyD, Nós-UP, Causa Galiza o Sociedad Civil y Democracia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento