El detenido por matar presuntamente a su mujer en Alcolea ya se encuentra en prisión

El hombre acusado de haber matado a su mujer de 51 años el pasado jueves 23 de mayo en el barrio cordobés de Alcolea se encuentra ya en prisión incondicional por un presunto delito de homicidio, tras haber recibido el alta del Módulo Penitenciario del Hospital Universitario Reina Sofía.

El hombre acusado de haber matado a su mujer de 51 años el pasado jueves 23 de mayo en el barrio cordobés de Alcolea se encuentra ya en prisión incondicional por un presunto delito de homicidio, tras haber recibido el alta del Módulo Penitenciario del Hospital Universitario Reina Sofía.

Fuentes de la investigación han informado a Europa Press de que el supuesto homicida, identificado como H.L.C., fue trasladado al centro penitenciario el pasado jueves, tras recibir el alta del Hospital Reina Sofía, donde ingresó en la Unidad Psiquiátrica el mismo día 23 en que presuntamente causó la muerte a su mujer y agredió a su propio hermano.

El Juzgado de Violencia de Género, que tomó declaración al detenido en el complejo hospitalario, decretó el ingreso en prisión incondicional para el presunto homicida la semana pasada.

Fue sobre las 3,00 horas del jueves 23 de mayo cuando el detenido supuestamente mató a su mujer en su propio domicilio, en cuya parte superior vive el hermano del presunto homicida, según detallan los vecinos del matrimonio y del cuñado. Precisamente, fue cuando éste último se levantó a las 7,00 horas para ir a trabajar cuando, al descubrir lo ocurrido, inició una discusión con el presunto asesino.

En concreto, el hombre supuestamente utilizó como arma para cometer el crimen una badila de brasero, con la que presuntamente también agredió a su hermano en la cabeza, tras una "desavenencia evidente", al parecer, por una discusión por celos.

En el transcurso del enfrentamiento verbal a gritos, que fue escuchado por los vecinos, el marido y presunto asesino de la víctima agredió a su hermano, de 63 años, al que golpeó en la cabeza. Sus heridas no revistieron gravedad, por lo que fue atendido de Urgencias en el Reina Sofía y recibió el alta a las pocas horas.

Tras supuestamente agredir a su hermano, el ahora encarcelado salió al exterior de la vivienda y les dijo a los vecinos, que ya se habían congregado allí al escuchar la referida discusión, que había matado a su mujer porque la había sorprendido con su hermano.

Los vecinos del matrimonio han asegurado no tener constancia de que existiera dicha relación amorosa entre la víctima y su cuñado, como tampoco habían escuchado discusiones anteriores entre la pareja o entre el presunto asesino y su hermano. Tampoco conocían los vecinos que tuviese problemas el matrimonio, que tiene dos hijas, ya mayores, que no viven ya con sus padres, habiéndose casado recientemente una de ellas.

La víctima "no había presentado ningún tipo de denuncia por violencia de género ni tampoco había realizado ninguna consulta" por este mismo motivo, según ha confirmado ya a Europa Press la coordinadora provincial del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM). La misma ha precisado que "no consta" que la fallecida acudiera a ninguna dependencia de atención a la mujer o a denunciar ante la Policía presuntos malos tratos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento