Un libro recuerda la ayuda mexicana dada a los republicanos españoles desde Lisboa

  • Ignacio Vázquez Moliní es el autor de la novela 'La embajada roja en Lisboa'.
  • El libro hace un reconocimiento a la labor de una "embajada pequeñísima, que solo con su propia voluntad consiguió hacer tanto por España".
  • La obra es un recuerdo y un homenaje a aquellos diplomáticos latinoamericanos.
Soldados alemanes rearmando un avión Heinkel He 111 E durante la Guerra Civil española, en una imagen tomada de Wikipedia.
Soldados alemanes rearmando un avión Heinkel He 111 E durante la Guerra Civil española, en una imagen tomada de Wikipedia.
ARCHIVO

El destacado papel de la diplomacia mexicana en Portugal para ayudar a los españoles que huían de la Guerra Civil es el "recuerdo" y "homenaje" que centra la novela La embajada roja en Lisboa, de Ignacio Vázquez Moliní.

A través de los ojos de un ficticio secretario de la legación de México (Carlos Mendoza), el libro hace un reconocimiento a la labor de una "embajada pequeñísima, que solo con su propia voluntad consiguió hacer tanto por España y por los españoles", explicó el autor.

Los diplomáticos del país latinoamericano ayudaron a muchos partidarios de la República española a huir del país hasta el comienzo de la II Guerra Mundial, en 1939.

Contado desde la perspectiva de 1974, año de la Revolución de los Claveles en Portugal que terminó con más de cuatro décadas de dictadura, el libro recuerda cómo el embajador republicano español en Lisboa, el historiador Claudio Sánchez-Albornoz, comenzó a ayudar a sus compatriotas a salir del país en los inicios de la Guerra Civil, en 1936.

Una misión que a partir de septiembre de ese año fue asumida por la embajada de México en Lisboa, tras la salida de Sánchez-Albornoz por el boicot que le hizo el dictador luso, Antonio de Oliveira Salazar, que "le cortó la luz, el agua y le retiró el servicio" hasta que se quedó solo y "comiendo latas" en la representación diplomática.

La legación mexicana no reconoció a Nicolás Franco, hermano del dictador español, como nuevo embajador de España en Lisboa.

Representaba a "un México muy especial, uno revolucionario, muy de izquierdas, con un proyecto social avanzado para la época y que apostaba por la legalidad internacional, la de la República española", señala el autor, que vino a la capital portuguesa para presentar la obra.

En su narración, "sobre todo histórica", Vázquez Moliní también recorre un Portugal en el que aparecen figuras como la poetisa Gabriela Mistral, cónsul de Chile en la capital lusa entre 1935 y 1937, o el escritor Miguel Hernández, que fue entregado a España por las fuerzas salazaristas.

Además, con algunas "licencias de autor" sitúa su personaje cerca de posibles amantes de Salazar y de tramas para eliminarle, en medio de una Lisboa "no tan diferente" de la actual, "una gran metrópoli no por su tamaño, sino por el ambiente internacional".

*Consigue las mejores novedades en literatura en PopularLibros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento