Renfe confirma la supresión de servicios en líneas de Ávila, Burgos, León, Medina, Palencia y Valladolid

Renfe modificará a partir del próximo 2 de junio los servicios de Media Distancia Convencional en Castilla y León, lo que afectará con pérdidas de alguna frecuencia a las líneas Ávila-Madrid, León-Gijón, León-Ponferrada, Valladolid-Medina del Campo, Palencia-Valladolid y Burgos-Valladolid. Sin embargo, se mantendrán los servicios entre Ávila y Salamanca y los que circulan por Soria y Zamora.
Andenes de una estación de tren de Castilla y León
Andenes de una estación de tren de Castilla y León
EUROPA PRESS

Renfe modificará a partir del próximo 2 de junio los servicios de Media Distancia Convencional en Castilla y León, lo que afectará con pérdidas de alguna frecuencia a las líneas Ávila-Madrid, León-Gijón, León-Ponferrada, Valladolid-Medina del Campo, Palencia-Valladolid y Burgos-Valladolid. Sin embargo, se mantendrán los servicios entre Ávila y Salamanca y los que circulan por Soria y Zamora.

Según ha informado la operadora en varios comunicados recogidos por Europa Press, las modificaciones forman parte del plan de racionalización de los servicios ferroviarios desarrollado por el Ministerio de Fomento en función de la viabilidad económica de cada conexión. Además, se crean conexiones directas de alta velocidad entre Valladolid y puntos de Andalucía y de la Comunidad Valenciana.

En el caso de Ávila, la racionalización afecta a los servicios que unen Ávila con Valladolid y Madrid, que se reducen en frecuencias. Sin embargo, se mantienen, al decidir la Diputación de Ávila y el Ayuntamiento de la ciudad aportar una subvención, el tren Ávila -Salamanca que sale a las 7.05 horas, así como el que parte de Salamanca a las 16.40 horas y llega a Ávila a las 18.08.

La oferta total de trenes en Ávila hacia o desde Madrid a partir del próximo domingo será de 256 circulaciones semanales en ambos sentidos e incluye los trenes de Larga y Media Distancia.

Los servicios de tren de Media Distancia que realizan paradas intermedias entre Ávila y Madrid se reorganizan y Renfe ofrecerá 56 circulaciones semanales entre Ávila y Madrid. Así, habrá nueve trenes de Media Distancia que prestarán 42 servicios semanales. De estos trenes, 10 son directos y no precisan realizar trasbordo en El Escorial.

Además, los viajeros podrán utilizar un tren de Larga Distancia, con 14 servicios semanales, que permitirán utilizar billetes de trenes regionales. Estos trenes salen de Ávila a las 6.40 horas y llegan a Madrid Chamartín a las 8.10 horas y regresan de la capital a Ávila a las 21.50 horas.

Ávila y Salamanca seguirán comunicadas con 116 circulaciones semanales en ambos sentidos por lo que esta relación continuará con los mismos servicios que se prestan en la actualidad.

Burgos y palencia

En cuanto a Burgos, dejará de circular el tren Regional Exprés que parte de Valladolid hacia la capital burgalesa a las 6.45 horas. No obstante, ambas ciudades seguirán comunicadas con 70 servicios semanales.

Los trenes Valladolid-Burgos, ha justificado Renfe, fueron utilizados en 2011 por un total de 9.800 viajeros y su coste anual para la puesta en servicio ascendió a 312.000 euros. De ellos, el erario público aportó más de 273.000 euros para sufragar las pérdidas de ambos trenes, puesto que los ingresos por venta de billetes sólo cubrieron el 12,4 por ciento de los costes.

La relación Valladolid-Palencia seguirá comunicada por más de 200 servicios semanales aunque dejan de circular los trenes Regional Exprés con salida de Valladolid a las 22.00 horas y el que parte de la capital palentina a las 7.15.

Por otro lado, en la relación Valladolid-Medina del Campo continúan en servicio la mayoría de las circulaciones, con 40 trenes diarios, 20 por sentido, entre ambas ciudades, aunque dejarán de circular el Regional Exprés con salida de la capital vallisoletana a las 15.15 horas y con salida de la estación de Medina del Campo a las 16.00 horas.

Los trenes Valladolid-Medina, según informe correspondiente a 2011, fueron utilizados por un total de 25.600 viajeros y su coste anual para la puesta en servicio ascendió a más de 276.000 euros. De ellos, el erario público aportó más de 230.000 euros para sufragar las pérdidas de ambos trenes, puesto que los ingresos por venta de billetes sólo cubrieron el 16,8 por ciento de los costes.

Además, Renfe ha añadido que, partir de este verano Valladolid contará con nuevas conexiones por alta velocidad hasta Alicante, una vez puesto en servicio el nuevo tramo Albacete-Alicante, lo que acortará en una hora el viaje a la ciudad levantina.

La capital vallisoletana también se beneficiará de la creación de trenes "pasantes", que nacen de la unión de dos trenes preexistentes, con lo que contará con nuevas relaciones, como Gijón-Valladolid-Valencia-Castellón, o Gijón-Valladolid-Córdoba-Sevilla-Cádiz.

León y ponferrada

En cuanto a la capital leonesa, el número de servicios se mantendrá en la mayor parte de los casos mediante la utilización de trenes de larga distancia para la prestación de servicios de media distancia convencional, con lo que se cubren ciertos tramos con tarifas de trenes regionales. En todo caso, el Ministerio de Fomento garantiza el servicio de transporte por autobús en aquellas localidades en estaciones con menos de un viajero al día.

Las modificaciones se producen dentro del Plan de Racionalización de servicios ferroviarios de Media Distancia convencional en León. Dicho Plan garantiza "en todo momento" el derecho a la movilidad de los ciudadanos y se ha desarrollado según los objetivos de eficiencia social, medioambiental y económica.

Se mantendrá una relación diaria entre León y Gijón y la otra relación será cubierta por un tren de larga distancia, de forma que se mejoran los tiempos entre ambas localidades con tarifas de Media Distancia.

Los trenes regionales entre León y Gijón han sido utilizados por un total de 31.700 viajeros anuales, con un resultado negativo de cerca de dos millones de euros y un aprovechamiento del 4,1 por ciento. Los ingresos por venta de billetes sólo cubrieron el 6,9 por ciento de los costes, lo que supone que para cada billete por el que el viajero paga 12,85 euros las arcas públicas subvencionan con otros 170 euros cada título.

LEÓN-PONFERRADA

Entre León y Ponferrada se sustituirán trenes de media distancia por trenes de larga distancia con la misma tarifa. Los trenes entre León y Ponferrada fueron utilizados en 2011 por 71.700 viajeros, con un aprovechamiento del 6,6 por ciento.

El resultado fue negativo, de 2,4 millones, y los ingresos por venta de billetes sólo cubrieron el 10,8 por ciento de los gastos, lo que supone que para cada billete por el que el viajero paga 10,95 euros las arcas públicas subvencionan con otros 88 euros cada título.

LEÓN-PALENCIA-VALLADOLID

En la línea Valladolid-Palencia habrá 223 servicios a la semana y los trenes León-Palencia-Valladolid experimentarán algunos cambios. El tren Regional Exprés con salida de León a las 8.53 horas y llegada a Valladolid a las 11.11 horas deja de circular, al igual que su opuesto, el Regional Exprés que parte de Valladolid a las 17.47 horas y llega a León a las 19.52 horas. Las paradas de estos trenes quedarán atendidas por trenes de Larga Distancia y las oportunidades de viaje entre Palencia y León se mantienen como hasta ahora.

Los trenes de la relación León-Palencia-Valladolid tuvieron 109.500 viajeros en 2011 y un resultado negativo de 1,8 millones de euros, que aportó el Estado para sufragar el déficit. Los ingresos sólo cubrieron el 22 por ciento del coste del servicio, lo que supone que para cada billete por el que el viajero paga 14,75 de euros las arcas públicas subvencionan con otros 45 euros cada título.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento