Junta y Ayuntamiento abogan por el "diálogo" en el metro, pero ninguno renuncia a su idea para el último tramo

Fomento dice que sólo aceptaría el trazado bajo tierra si el Consistorio asumiera por escrito pagar las indemnizaciones
Trenes del metro de Málaga
Trenes del metro de Málaga
EUROPA PRESS

Ni acuerdo sobre la propuesta de que el Ayuntamiento de Málaga forme parte de la sociedad concesionaria del metro ni sobre la financiación y lo más llamativo, pese a ese periodo de diálogo supuestamente abierto tras el encuentro entre el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, y el alcalde, Francisco de la Torre, cada parte mantiene su postura sobre el trazado para el último tramo (Guadalmedina-La Malagueta): la Consejería de Fomento y Vivienda insiste en que en superficie es "la solución óptima" y el Consistorio, en que ha de ir soterrado.

Éste es el resultado de la primera reunión de la comisión mixta de seguimiento del metro celebrada tras la cita de hace una semana entre Griñán y De la Torre. En ella, sin embargo, aunque todos han apostado por el "diálogo", ha quedado patente el desacuerdo ya mostrado en el encuentro a nivel técnico de este pasado jueves.

"La solución en superficie es la solución óptima para que el metro entre en funcionamiento según los compromisos de la concesionaria y, como la otra solución —soterrada— supone diferirse a 2019 y 2020, entendemos que no es la óptima para la ciudad", ha señalado este viernes a los periodistas el viceconsejero de Fomento y Vivienda, José Antonio García Cebrián. Más aún, ha dicho que sería "una solución muy perjudicial para las arcas públicas, tanto las de la Junta como las municipales".

De hecho, ha recordado al Ayuntamiento que la solución que se adopte ha de ser "fruto de la responsabilidad" y, por tanto, el único escenario para que la Consejería de Fomento renunciara a la solución en superficie pasaría por que "el Consistorio aceptara por escrito las consecuencias jurídicas y económicas de esa decisión y asumiera, por tanto, las reclamaciones que puedan venir de la concesionaria".

Y es que el otro escenario, que ya puso sobre la mesa hace un mes la propia consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, era que la concesionaria renunciara por escrito a pedir indemnizaciones por el posible retraso que conllevaría la opción bajo tierra.

Aunque para el concejal de Movilidad, Raúl López, la resolución aprobada por Metro Málaga en su reciente consejo de administración iba en la línea de lo que De la Torre habló con cada uno de los socios privados, es decir, que estarían dispuestos a no pedir indemnizaciones a cambio de una ampliación del plazo de la concesión, el viceconsejero ha opinado que es un pronunciamiento "aséptico desde el punto de vista mercantil y lo predecible y lo correcto".

Los socios privados, ha apuntado García Cebrián, "insisten en que el metro tiene que llegar a La Malagueta en los términos que tienen firmado contractualmente y serán respetuosos con cualquier solución que se plantee desde la Administración pública, pero no pueden renunciar a ningún tipo de compensación".

"Estamos en un contexto financiero y presupuestario donde la responsabilidad desde el punto de vista técnico, económico y político conlleva que la solución en superficie sea considerada por todas las partes", ha dejado claro García Cebrián.

En este punto, el concejal de Movilidad ha dicho que el Ayuntamiento estaría "encantado" de organizar una reunión entre la Junta y los socios privados para "llegar a un acuerdo". "No nos importa ser quienes intermedien entre dos entidades que tienen firmado un contrato y entre las que no parece que haya diálogo", ha manifestado.

No obstante, García Cebrián sí ha mostrado cierto optimismo y ha asegurado que "nos consta que el Ayuntamiento está analizando la propuesta en superficie, algo que nos congratula". De hecho, ha ofrecido a los representantes municipales abordar la alternativa a ras de suelo en una sesión monográfica.

Una propuesta ante la que el concejal de Movilidad ha solicitado que también se aborde el metro soterrado, estableciendo un calendario para su llegada hasta la plaza de la Marina, algo a lo que "el viceconsejero se ha negado". "Parece que los mandatos de Griñán no han sido recogidos por la Consejería de Fomento", ha advertido.

En general, la opinión de García Cebrián no coincide en absoluto con la del edil del PP, quien, además de lamentar que tras esta reunión "no haya ninguna buena noticia", ha reiterado que "el Ayuntamiento apuesta por el metro soterrado hasta La Malagueta y, ante la situación económica, al menos ahora hasta la plaza de la Marina".

Preguntado García Cebrián por si su Consejería se ha sentido desautorizada tras el resultado de la reunión entre Griñán y De la Torre, ha asegurado que "en absoluto". "El presidente de la Junta no hizo más que abundar en la absoluta disponibilidad de diálogo de la Junta con el Ayuntamiento", ha declarado.

Tras el encuentro entre los máximos representantes de la Junta y del Ayuntamiento, López ha afirmado que sería necesaria la incorporación en estas comisiones de un representante a nivel regional de la Consejería de Presidencia. A su juicio, no es suficiente la participación del delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo.

Formar parte de metro málaga

Otro de los aspectos tratados en la comisión de seguimiento de este viernes ha sido que el Ayuntamiento forme parte de Metro Málaga. Según García Cebrián, "entendemos que puede y debe incorporarse para tener interlocución directa con las empresas que integran la concesionaria y con la Junta; sería el foro adecuado". Por ello, se le ha ofrecido venderle parte del 23 por ciento de las acciones que la Agencia de Obra Pública tiene en esta sociedad.

La respuesta municipal, sin embargo, ha sido negativa, puesto que "esa participación debería haber sido hace 10 años cuando el alcalde se lo pidió a la consejera y ésta se lo negó", ha apuntado López. "Es una oferta tardía, que no obedece a lo hablado en 2003", ha apostillado.

Los participantes han abordado de nuevo las obligaciones financieras del Ayuntamiento, según la Junta: 32,3 millones de euros por las obras de construcción hasta diciembre de 2012, que podrían ser compensados con actuaciones de movilidad sostenible, tal y como ha recordado García Cebrián, al igual que se hizo en Sevilla; 31,31 millones por el rescate de tramos de obra, y seis por reposición de infraestructuras.

"Creemos que vamos a llegar a un acuerdo", ha opinado el viceconsejero. Algo, a priori, difícil teniendo en cuenta que, aparte de las liquidaciones por valor de 32,3 millones presentadas al Ayuntamiento, éste rechaza asumir los otros 37 millones.

En este sentido, López ha insistido en que "queremos tener el mismo trato que la Junta tuvo con Sevilla", y es que, "en defensa del dinero de los malagueños, nunca podrán ser 70 millones de euros como pretende el Gobierno andaluz". "Queremos —ha expresado— un convenio que ponga fin a la duda en la inversión del Ayuntamiento".

En materia de movilidad, ambas administraciones, como ya acordaron este pasado jueves, se han dado un plazo de dos meses para que técnicos estudien la compatibilidad de la Empresa Malagueña de Transportes (EMT) y del metro, ante la puesta en servicio prevista a finales de año de las líneas 1 y 2 hasta la estación María Zambrano.

Jornadas en julio

Por otra parte, García Cebrián ha anunciado que el próximo mes de julio tendrán lugar unas jornadas para presentar a través de distintas acciones el proyecto del metro a la ciudadanía, tanto de Málaga como del resto de la Comunidad. "Es una infraestructura de especial relevancia para la ciudad y para Andalucía y debe hacerse una exposición", ha indicado.

Solamente en este punto parece que ha habido acuerdo entre ambas administraciones. Así, el responsable municipal de Movilidad ha mostrado la disposición del Consistorio a "ayudar en todo lo que consideren necesario".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento