Los afectados por los impagos de la Mancomunidad del Guadalquivir crean una plataforma

Estudian reclamar los pagos a los ayuntamientos de la mancomunidad y acciones judiciales contra los "responsables políticos"
Asamblea de afectados de la Mancomunidad del Guadalquivir.
Asamblea de afectados de la Mancomunidad del Guadalquivir.
EUROPA PRESS

El Ayuntamiento de Lebrija albergó este pasado jueves una asamblea de extrabajadores, autónomos y empresarios afectados por las deudas e impagos derivados del colapso financiero de la Mancomunidad de Municipios del Bajo Guadalquivir, formada por once localidades de Cádiz y Sevilla. Mientras esta administración está inmersa en un proceso de disolución y liquidación a cuenta de una deuda global que supera los 32 millones de euros, al menos 87 de estos extrabajadores y empresarios han constituido una plataforma para coordinar una campaña de actuaciones destinada a cobrar las deudas pendientes.

Manuel Ángel Caro, portavoz de la plataforma, ha informado a Europa Press de que fueron más de cien las personas que asistieron a la asamblea. Entre ellos, según ha manifestado, había desde extrabajadores de la Mancomunidad y su sociedad instrumental Gesalquivir, hasta autónomos o propietarios de las empresas acreedoras. Y es que, según ha manifestado, los trabajadores fueron despedidos cuando aún esperaban el cobro de varias nóminas pendientes de pago y todavía no han cobrado ni dichas nóminas, "ni la indemnización por despido". Igualmente, ha llamado la atención sobre casos como una empresa de neumáticos de El Cuervo que espera el pago de 180.000 euros u otra de Chipiona (Cádiz) a la que la Mancomunidad adeuda cerca de 240.000 euros.

Reclamar las deudas a los ayuntamientos

El objetivo de esta plataforma, según señala Manuel Ángel Caro, es coordinar las acciones de los afectados para cobrar las deudas, sobre todo a cuenta del avance de la liquidación de los activos de la Mancomunidad. No obstante, avisa este abogado de que "en última instancia", las deudas serán reclamadas a los once ayuntamientos que forman parte de esta administración en fase de extinción. Y es que los ayuntamientos, según explica el letrado, "son responsables últimos de esta deuda, tal y como se recoge en los propios estatutos de la mancomunidad".

Así, la organización nace con la pretensión de negociar con el Estado, la Junta, las diputaciones de Sevilla y Cádiz y los ayuntamientos una solución que satisfaga el pago de las deudas. No obstante, el colectivo también sopesa acciones judiciales para "dirimir las presuntas responsabilidades penales o civiles de los responsables políticos de la Mancomunidad".

En liquidación

En junio de 2012, cabe recordarlo, el pleno de la Mancomunidad de Municipios del Bajo Guadalquivir acordaba iniciar el trámite correspondiente a su disolución y posterior liquidación. El documento relativo al "acuerdo inicial de disolución y correspondiente plan de liquidación", aprobado por el pleno de la Mancomunidad de Municipios del Bajo Guadalquivir y recogido por Europa Press, desgranaba en ese sentido la "grave crisis" de este organismo y resolvía su desaparición.

Según los datos que figuraban en el documento, la mancomunidad habría alcanzado en 2011 un remanente negativo de tesorería por valor de 12.340.293 euros y arrastrabaa una "deuda global" de 32 millones de euros, tres de ellos en concepto de nóminas no abonadas a sus trabajadores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento