El Banco de España señala en su memoria anual correspondiente a 2012 que el riesgo de que el paro de larga duración se haga "crónico" es "muy preocupante", y propone explorar la posibilidad de contratar con carácter "excepcional" por debajo de salario mínimo interprofesional (SMI), que se encuentra actualmente en 645,30 euros al mes.

El Banco de España aconseja explorar "mecanismos excepcionales" para evitar que el salario mínimo actúe como una restricción Así, aunque cree que los resultados de la reforma laboral a la hora de frenar el desempleo son "esperanzadores", considera que no se han dado los pasos suficientes en materia de contratación.

Para ello, apuesta por "explorar mecanismos excepcionales para evitar que el salario mínimo actúe como una restricción para grupos específicos de trabajadores con mayores dificultades para su empleabilidad".

Además, para crear empleo a corto plazo e introducir mayor flexibilidad salarial, plantea "nuevas fórmulas que permitan, en casos especiales, la desviación temporal respecto a las condiciones establecidas en la negociación colectiva", así como "asegurar que la reducción del alcance de las cláusulas de indexación salarial no revierta en fases de crecimiento económico".

Asimismo, sugiere dar "pasos adicionales" para asegurar que la reducción del alcance de las cláusulas de revisión salarial no se revierta en fases de crecimiento económico.

La destrucción de trabajo, igual que antes

El Banco de España asegura que la destrucción de puestos de trabajo en 2012 ha sido "muy similar" a la de antes de la aprobación de la reforma laboral y añade que no habrá creación de empleo neto a corto plazo, por lo que propone adoptar medidas adicionales de flexibilización salarial y de contratación.

Según su estudio, la reforma laboral ha facilitado un ajuste más equilibrado entre salarios y empleo ante un contexto recesivo, pero ve "muy preocupante" el riesgo de que se hagan crónicos casos de desempleo de larga duración.

En 2012 se elevó la duración media de paro hasta más de diez meses, frente a los cinco meses de 2007 Explica que en 2012 se elevó la duración media de paro hasta más de diez meses, frente a los cinco meses de 2007, en tanto que la incidencia del desempleo de larga duración se situó en el 52,4% del total de desempleados, siendo "especialmente" elevada en los colectivos de mayor edad y de menor nivel de formación.

Constata que por el lado de la contratación "no se observan hasta ahora modificaciones relevantes de las pautas vigentes previamente".

Señala que se requiere "más tiempo para evaluar con precisión" el impacto de la última reforma laboral y advierte de que los indicadores coyunturales disponibles a comienzos de 2013 "no auguran una creación neta de empleo a corto plazo", pese a que se suavizará "ligeramente" la caída de la ocupación.

Una circunstancia "muy acotada"

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha respondido al Banco de España que la cifra de los empleados que cobran este salario es "muy acotada", si bien ha aclarado que esto no quiere decir que se pronuncie "ni en un sentido ni en otro".

Al término de la reunión del Consejo de Ministros, la vicepresidenta ha indicado que supone que el informe del Banco de España será "mucho más amplio" y que aún no lo ha podido analizar ni lo conoce. "Es su tarea hacer recomendaciones, pero el Gobierno toma las decisiones que le corresponde y considera más adecuado", afirmó.

Horizonte presupuestario

Por otro lado, y también para salvaguardar la confianza en la economía española ante la "fuerte sensibilidad" presente aún en los mercados, el Banco de España propone establecer "un horizonte presupuestario de medio plazo que proporcione suficiente detalle sobre las medidas necesarias que, con carácter permanente, permitan culminar el proceso de consolidación fiscal".

El banco estima que "las condiciones financieras continúan siendo muy estrictas"Estas medidas, deberían basarse, a su juicio, en una revisión "en profundidad" de la dimensión del sector público, de los distintos programas de gasto y del sistema impositivo.

En cuanto a posibles medidas de reactivación económica, el banco estima que "las condiciones financieras continúan siendo muy estrictas" y que "no existe margen de maniobra significativo para el recurso a las políticas macroeconómicas de estímulo de la demanda".

"Corresponde a las políticas de oferta y de reforma estructural desempeñar un papel determinante en la recuperación de la confianza interna y externa y en el impulso del crecimiento a medio y largo plazo, que permitan aliviar los efectos a corto plazo de los procesos de ajuste", añade.

No demorar la consolidación fiscal

En cuanto a la consolidación fiscal, el Banco de España urge a no demorarlo. Así, señala que la estrategia de ajuste fiscal debe tener en cuenta "no sólo la evolución El Banco España asegura que la reducción del déficit hasta el 7%, "no refleja adecuadamente el esfuerzo de consolidación efectuado"de la actividad económica, sino también los costes de retrasar excesivamente la consolidación en términos de riesgos para la credibilidad y su impacto sobre la confianza de los agentes".

No obstante, asegura que la reducción del déficit público nominal en 2012, hasta el 7%, "no refleja adecuadamente el esfuerzo de consolidación efectuado". Por ello, propone tener en cuenta el déficit estructural, corregido del impacto del ciclo económico y del efecto de los cambios en la carga de intereses o de las ayudas a la banca.

De acuerdo con esta medida, asegura que el esfuerzo fiscal habría superado los 6 puntos del PIB entre 2009 y 2012, lo que contrasta con la reducción nominal de sólo 0,5 puntos porcentuales del PIB en el mismo periodo.

Encuesta

¿Crees que deberían admitirse como medida contra el desempleo contratos por debajo del salario mínimo?

Sí. Al menos es una manera de que la gente que lleva mucho tiempo en el paro tenga trabajo.
6,19 % (440 votos)
No. Es una rebaja de las condiciones mínimas de los trabajadores además de ilegal.
86,71 % (6168 votos)
Depende. Solo si es algo muy excepcional y sobre todo temporal.
7,1 % (505 votos)