Leonado di Caprio, en 'El gran Gatsby'
Di Caprio interpreta a Gatsby en la adaptación de la novela de Scott Fitzgerald. WARNER BROS

El cine ya no modela comportamientos como en sus años de plenitud, antes de que llegara la televisión. Aun así todo lo que ocurre en las películas refleja al tiempo que afecta a las actitudes y modas de una sociedad.

En 13 años registraron 500 marcas de tabaco y 2.433 de alcoholAsí, dado que Occidente mantiene su guerra al tabaco, en las películas los actores fuman cada vez menos. Sin embargo, el cine no refleja igual preocupación o compromiso con el alcohol. Un estudio publicado en la edición on line de JAMA asegura que en las películas de Hollywood cada vez se fuma menos pero se bebe más.

Según una investigación del Centro Norris Cotton de Cáncer, en New Hampshire (EEUU), tras analizar más de 1.400 películas entre los años 1996 y 2009, los actores cada vez fuman menos en las películas, aunque el alcohol sigue siendo un recurso muy utilizado.

Muchas películas muestran que todas las ocasiones son ideales para tomar una copaPara este estudio, los investigadores analizaron cada año 100 películas de las que se encontraban en cartelera, y registraron solo aquellos momentos en los que los actores consumen alcohol o tabaco o cuando se mostraron marcas explícitamente.

En todos esos filmes se registraron 500 marcas de tabaco y 2.433 apariciones de marcas alcohol. De hecho, se observó el efecto del acuerdo entre las compañías tabaqueras y la Administración estadounidense, que limitaba la aparición de marcas. Tras este pacto, la aparición de cigarrillos se redujo de manera exponencial en un 7% cada año. Después se mantuvo a un nivel de 22 por año a partir de 2006.

El alcohol sigue muy presente

El número de apariciones de marcas de tabaco varió desde 54 hasta 98 por año antes de 2000, y luego disminuyó a 22 por año a partir de 2006. La cantidad de personajes y de tiempo donde se veía fumar también se redujo con el tiempo, tanto en filmes para adultos como para jóvenes.

Un niño que en las películas ve fumar tiene más probabilidades de comenzar a hacerlo"Los niños que ven fumar en las películas tienen más probabilidades de comenzar a fumar", explica el investigador principal, la doctora Elaina Bergamini, quien observa que "hay cierta preocupación de que eso pueda ocurrir también en el caso el alcohol".

El alcohol en cambio no ve alterado su protagonismo. Entre 1996 y 2009, se observaron pocos cambios en las apariciones de las marca de alcohol o del tiempo en la pantalla del consumo de bebidas con alcohol. Pero si se ha ido incrementando la aparición de escenas donde se consume en películas calificadas para jóvenes (a partir de 13 años), siendo de media de 80 a 145 por año, un aumento de 5,2% al año.

"Estos resultados son preocupantes", señala el director del Centro de Comercialización del Alcohol y la Juventud en el Hopkins Bloomberg School de Salud Pública Johns en Baltimore, David Jernigan, quien entiende que muchas películas muestran que "todas las ocasiones son ideales para tomar una copa". Según Jernigan, "eso sugiere a los jóvenes espectadores que el alcohol es mucho más común de lo que es realmente el caso".