El presidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa, apartado de la gestión de la compañía tras ser declarada en concurso de acreedores, se ha mostrado convencido de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) "también tendrá que responder de sus errores" por su actuación en relación con la multinacional pesquera.

En una entrevista concedida a 'Cinco Días' que recoge Europa Press, el empresario afirma que la compañía es "propiedad de sus accionistas", respondiendo así a las declaraciones que la presidenta del supervisor bursátil, Elvira Rodríguez, realizó el martes en las que afirmaba que Pescanova se había gestionado como una empresa "con amo".

Sobre la repercusión que ha tenido la actuación de la CNMV en relación con este caso, el primer accionista de Pescanova con un 7,4% del capital pregunta por qué la CNMV suspendió la cotización de Pescanova el 1 de marzo y levantó la suspensión después, "provocando fuerte volatilidad, obligando a fondos a vender a cualquier precio y llevando la acción hasta los tres euros".

"Sin duda la CNMV tendrá que dar explicaciones sobre los daños patrimoniales que ha causado a los accionistas con sus decisiones", afirma Fernández de Sousa.

Elvira Rodríguez, que ha comparecido esta tarde en la Comisión de Economía del Congreso para presentar un informe sobre preferentes, ha adelantado que el supervisor podría abrir un segundo expediente a Pescanova tras recibir y estudiar las cuentas trimestrales de 2012, una vez se obtenga la información procedente de la auditoría forense, que realiza KPMG.

"Estamos a la espera de que la auditoría forense nos diga qué pasaba con la contabilidad de 2012, así como por trimestres, algo que podría llevarnos a abrir otro expediente a la compañía. Ojalá esto se resuelva rápido y la empresa no colapse y pueda seguir adelante", ha afirmado en comisión parlamentaria.

Rodríguez ha señalado que la CNMV está trabajando para conseguir "en lo posible" que la compañía pueda continuar y mantener los puestos de trabajo y que, posteriormente, puedan cobrar los acreedores. También ha recordado que el caso de Pescanova ha puesto de manifiesto la falta de herramientas y mecanismos ante este tipo de problemas.

Asimismo, Elvira Rodríguez ha anunciado que en los próximos meses presentará al Gobierno una propuesta de reforma normativa que incluirá una mayor flexibilidad en materia de personal y un impulso a la independencia del organismo a todos los niveles, así como la dotación de nuevas capacidades legales de inspección e intervención sobre todos los actores del mercado con el fin de evitar más casos como el de Pescanova.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.