José David Sánchez de la Medina, exdirector general y exconsejero delegado de Rilco S.A., acusado en el denominado 'caso Rilco', ha declarado ante el juez que "vio funcionar" el proyecto y ha achacado el "cierre" del mismo a una "decisión política" adoptada cuando el PSOE llegó al Gobierno y el socialista José de Mier se convirtió en delegado especial del Estado para la Zona Franca de Cádiz. Así, a preguntas de su abogado sobre si había alguna indicación para descalificar el proyecto, ha manifestado que "la idea general era intentar hacer pensar que era un 'bluf'".

En la tercera sesión del juicio, que ha sido suspendida por el presidente de la Sala, Manuel Grosso, después de diez horas, también ha prestado declaración el también exdirector general de Rilco Rafael Ortiz, quien ha manifestado que su cargo era "nominal" y que "no tenía capacidad de decisión", ya que "en Rilco mandaba el señor Osuna", en alusión al exdelegado especial del Estado para la Zona Franca de Cádiz Miguel Osuna, igualmente imputado en la causa.

La declaración de Osuna estaba prevista para esta jornada, si bien la extensión de los interrogatorios ha llevado a Grosso a ordenar un receso hasta este jueves, procediéndose en consecuencia una reprogramación de la agenda prevista para este juicio.

Así, Osuna declarará este jueves y los ocho testigos de la acusación lo harán entre el lunes y el martes próximos. Los 13 testigos de las defensas declararán entre los días 5 y 6 de junio y el día 7 se reserva para la prueba pericial, quedando el juicio concluso para los informes, para los que se han reservado las jornadas del 17, 18, 19 y 20.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.