Unos 200 trabajadores de Sniace se han manifestado ante la junta de accionistas de la compañía, celebrada este miércoles en Madrid, para reclamar la continuidad de la actividad de la fábrica de Torrelavega y el mantenimiento del empleo, frente al expediente de regulación de empleo (ERE) que afecta al 60% de la plantilla.

Los trabajadores exigen a la dirección de la compañía que cumpla "su compromiso de mantener el proceso industrial y pagar puntualmente todos los salarios".

En un comunicado, UGT-Fitag señala que los trabajadores "no van a aceptar una solución parcial que deje fuera una de las líneas de producción, ya que prescindir de una de ellas costaría muchos puestos de trabajo". Piden también a la empresa que insistan a las instituciones públicas para que reduzcan la presión fiscal, permitiendo la viabilidad de Sniace en el futuro.

El sindicato recuerda que Sniace se ha visto afectada "gravemente" en los últimos años por la crisis económica, a lo que hay que añadir que el 'céntimo verde' sobre la cogeneración y otros impuestos procedentes del Gobierno regional de Cantabria, que suman unos 11 millones de euros en impuestos que dejan a la compañía "en una situación económica muy delicada".

Ante esta situación, UGT-Fitag considera necesario que la dirección de la empresa dé "soluciones viables que acaben con la incertidumbre a la que se enfrentan los trabajadores de Sniace".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.