El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, ha dejado claro este miércoles que la sociedad Sevilla Activa "no se cierra porque es rentable" y ha anunciado la ampliación de su objeto social con el objetivo de atender las distintas iniciativas demandadas desde los ayuntamientos que sean de su competencia, incorporando labores como el desarrollo del registro de demandantes.

El Pleno de la Diputación debatía este miércoles una moción del PP, que ha quedado rechazada con el voto contrario del PSOE e IU y a favor del PP y la abstención del PA, en la que se instaba a proceder al inicio de los trámites necesarios para la disolución de la sociedad.

A preguntas de los periodistas, Villalobos ha explicado que Sevilla Activa se crea para construir viviendas en lugares en los que la iniciativa privada "no quiere ir", apuntando a pueblos pequeños o en la sierra, y ha detallado la acción de esta sociedad en el desarrollo de 720 viviendas en promociones de tamaño reducido, once parques de bomberos, consultorios médicos y unas 70 actuaciones en construcción de centros educativos. "Se han movilizado 155 millones en unas 1.300 actividades", recalca, poniendo en valor el trabajo de sus 27 empleados, de los que una representación ha acudido este miércoles al Pleno donde se debatía una moción al respecto.

De este modo, Villalobos ha insistido en que esta sociedad "no se va a cerrar porque es rentable" y ha anunciado la ampliación de su objeto social, mientras continúa realizando centros de educación de atención sanitaria o dando cumplimiento a acuerdos con el Organismo Provincial de Atención Económica y Financiera (Opaef) para hacer el padrón —algo que antes realizaban empresas externas— o la gestión de centros educativos como el Blanco White. Además, ha criticado que el PP busque "el titular fácil con falsedades, asegurando que una vivienda de Sevilla Activa cuesta de media 400.000 euros, lo que daña la imagen de la entidad".

"mala gestión" de sociedad

Sin embargo, la diputada popular Virginia Pérez ha defendido su propuesta de disolución, advirtiendo de que desarrolla actuaciones que "no son de su competencia", como las obras en los colegios y añade que, "cuando ha tenido más dinero, no ha creado más infraestructuras". "La Diputación hace muy malos negocios con la Junta de Andalucía y ese es el problema de Sevilla Activa", insiste, tras incidir en que "en 15 años sólo ha hecho 600 viviendas".

Desde el PP se insiste en la "mala gestión" de la sociedad y, aunque "no cuestiona ni la capacidad de los técnicos ni el desarrollo diligente de las tareas por parte de los empleados", insta a la disolución de la entidad pro su "innecesaria existencia".

Controles y adaptación de la entidad

Por su parte, el diputado de IU Manuel Rodríguez Guillén ha apostado por ha apostado por el desarrollo de controles para el control de este tipo de entidades, mientras que el diputado del PA Alberto Mercado ha apostado por adaptar la sociedad para dar respuesta a problemas como el de la vivienda, desarrollando incluso labores de asesoramiento en esta materia a las familias que puedan estar afectadas por la amenaza de desahucio.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.